Avianca Holdings anunció el lunes 5 de octubre que un tribunal de quiebras de Estados Unidos aprobó un plan de financiamiento de más de 2,000 millones de dólares para ayudar a la aerolínea a salir de su proceso de reestructuración bajo el Capítulo 11.

La empresa aérea, que entró en mayo en un proceso de reestructuración financiera bajo la Ley de Quiebras estadounidense, comenzó a restablecer gradualmente sus operaciones después de que se levantaron las medidas de aislamiento que rigieron en Colombia y otros países de América Latina en donde opera.

La financiación, estructurada en dos tramos, incluye 1,217 millones de dólares de nuevos fondos para respaldar las operaciones de la compañía y ejecutar su plan de ajustes organizacionales.

"Con la aprobación de la Corte de los Estados Unidos del financiamiento DIP, Avianca aumenta su liquidez financiera, otorgando respaldo a nuestras operaciones mientras continuamos volando y sirviendo a nuestros clientes", dijo en un comunicado el presidente ejecutivo de la aerolínea, Anko van der Werff.

Avianca espera un crédito de 370 millones de dólares del gobierno de Colombia que fue suspendido por un fallo judicial, aunque la empresa de aviación interpuso un recurso de apelación para conseguir el desembolso de los recursos.

LATAM Airlines, el mayor grupo de transporte aéreo de América Latina y rival de Avianca, anunció en septiembre que recibió la aprobación del ajuste a un plan de financiamiento por 2,450 millones de dólares por parte de la corte que revisa su proceso de protección por bancarrota en Estados Unidos.

Avianca, con una flota de 158 aviones y 19,000 empleados con los que atiende 76 destinos en 27 países en América y Europa, transportó el año pasado 30.5 millones de pasajeros y generó ventas por 4,600 millones de dólares.

kg