El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que tras reunirse con el director de la empresa española Iberdrola, le planteó revisar los contratos de la generadora de energía con el Estado, todo ello en el marco de la ley.

“Acaba de estar el director de Iberdrola, hablé con él en muy buenos términos para decirle que estamos en la mejor disposición de que se revisen contratos, que se mantenga el Estado de derecho”, dijo el mandatario en conferencia de prensa matutina.

López Obrador añadió que durante la conversación expresó que eran otros tiempos, además de señalar que fue ofensivo cuando llevaron a trabajar a Georgina Kessel Martínez, secretaria de Energía en el Gobierno de Felipe Calderón, “y que nos ofendieron muchísimo cuando nombraron consejero de Iberdrola al expresidente Felipe Calderón”.

Cabe señalar que la polémica con la empresa española se da a raíz de que los señalamientos del mandatario mexicano sobre una posible injerencia de la firma en una campaña mediática en su contra y la cancelación por parte de la empresa de una inversión millonaria para construir una planta de generación eléctrica en Veracruz, por lo que en junio pasado López Obrador dijo que esperaba llegar a un arreglo con la compañía española.

Con presencia desde hace 20 años en el país, la española ha llegado a una capacidad instalada de 8,543 megawatts repartidos en 20 centrales de ciclo combinado, parques eólicos y fotovoltaicos en 15 estados. De esta capacidad, casi 57% corresponde a la que se ha adjudicado mediante contratos de largo plazo para venta exclusiva a la CFE como productor independiente de energía.

Más de 80% de la generación de Iberdrola en el país corresponde a ciclos combinados mediante gas natural, con altas eficiencias que llegan hasta el 80% de la capacidad instalada. (con información de Karol García)

maritza.perez@eleconomista.mx