Con una inversión de más de 1,000 millones de pesos el proyecto "AeroMéxico" de la empresa UNILEVER está a punto de iniciar operaciones en la Ciudad Industrial del Valle de Cuernavaca (CIVAC) en el municipio de Jiutepec, de acuerdo a lo que pudo constatar el titular de la Secretaría de Desarrollo Económico (SEDECO) del Gobierno del Estado, Rafael Tamayo Flores, quien a invitación de la compañía realizó un recorrido por la construcción de la nueva planta que se dedicará a la producción de aerosoles para los mercados de México, Latinoamérica y Estados Unidos.

De acuerdo al director de la planta David Suárez, esta es la mayor inversión que se realiza en Morelos desde hace décadas, con la cual UNILEVER pretende cubrir al menos el 40 por ciento del mercado mexicano de aerosoles, además de que también tendrá una fuerte orientación exportadora.

La nueva planta tiene 14,000 metros cuadrados de construcción, sobre un predio de 55 mil metros cuadros, y actualmente ya se encuentra en su fase de equipamiento y pruebas, lo que lleva a estimar que su operación, y conforme a los planes de la empresa podría iniciar el próximo mes de julio.

A lo largo del recorrido, Tamayo Flores confirmó las características de seguridad de la planta, considerada la más segura de la corporación a nivel internacional; igualmente corroboró sus atributos ecológicos y de fabrica verde, que la hacen la primer planta en México que obtiene la certificación LEED.

David Suárez explicó al titular de la SEDECO que en una primera etapa se instalarán dos líneas de producción y empacado, la primera que ya está en fase de pruebas y arrancará muy probablemente el próximo mes de julio, y la segunda que arrancará a principios de 2012.

La planta tendrá una capacidad de producción de 225 millones de piezas anuales. En una segunda etapa, se realizarán inversiones adicionales para ampliar la capacidad de producción hasta 500 millones de piezas al año.

Se hizo un reconocimiento al acompañamiento del Gobierno de Marco Adame a través de la SEDECO a lo largo de la planeación y construcción del proyecto, con la gestión de descuentos municipales superiores al 50 por ciento en licencias y permisos de demolición y construcción, un descuento estatal superior al 80 por ciento en los derechos de transferencia de propiedad y un incentivo económico directo a la inversión de la Secretaría de Desarrollo Económico.

Finalmente, Rafael Tamayo refrendó el compromiso de fortalecer la planta productiva en la entidad, creando el mejor entorno posible y otorgando el apoyo necesario para que se generen oportunidades de desarrollo.

apr