La decisión que tomó el Consejo de Representantes de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami) es contradictoria a las peticiones de los gobiernos de Estados Unidos y Canadá realizadas como parte de la renegociación del Tratado de Libre Comercio (TLC), y que está relacionada mejorar el salario de los trabajadores.

En ese sentido, Oscar de la Vega, socio director de De la Vega & Martínez, sostuvo que “hay una petición especial del gobierno americano que pretende que las empresas automotrices puedan subcontratar al 40% de empresas auto parteras, quienes paguen un mínimo de 15.00 a 17.00 dólares por hora a sus trabajadores, actualmente el monto pagado es inferior a los 4.00 dólares por hora en México.” 

De igual forma, comentó, es contradictoria dicha resolución de la Conasami con las propuestas formuladas por todos los candidatos a la Presidencia de la República, seguramente el tema de los bajos salarios será uno de los puntos complicados del proceso de negociación del TLC.

Cabe recodar que la CONASAMI anunció que por unanimidad no realizaran incrementos al salario mínimo, ya que hay altos riesgos de afectar ciertas tendencias positivas de la economía, tales como: Las expectativas de crecimiento; el comportamiento positivo del empleo, y la disminución de la inflación.

Condenan decisión sindicatos 

La Unión Nacional de Trabajadores (UNT), integrada por más de 100 organizaciones sindicales,  condenó unánimemente que la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) se haya “negado a aumentar el salario mínimo de los trabajadores del país en segundo trimestre del año de 2018”. 

La presidencia colegiada de la UNT, integrada por el líder de los telefonistas, Francisco Hernández Juárez; el del STUNAM, Agustín Rodríguez; y el de ASPA, Mario Aguilera, aseguró que la posición del organismo es equívoca, pues sólo atiende factores de índole política y electoral y no a la realidad económica y al poder adquisitivo de la clase trabajadora, salario que ha sido anulado, principalmente, por los aumentos de los energéticos. 

En ese sentido, reafirmaron qu eLa UNT reafirma su compromiso con la sociedad mexicana y la clase trabajadora a favor de un incremento salarial que pueda generar mejores condiciones de vida, trabajo decente y un mercado interno competitivo. 

Los sindicalistas recordaron que en diversas iniciativas, mismas que se encuentran en el Congreso, se ha solicitado la desaparición de la Conasami y la creación de un organismo no tripartito llamado el Instituto Nacional de los Salarios, Productividad y Reparto de Utilidades, que sea un órgano autónomo encargado de los registros de los Contratos Colectivos y del registro de organizaciones sindicales que tenga como misión promover la mejora continua de los salarios, productividad y la generación de empleos dignos