El volumen del comercio mundial aumentó 0.8% en agosto de 2021, en comparación con julio, cuando se registró una caída de 1.4%, informó la Oficina de Análisis de Política Económica (CPB, por su sigla en inglés) de los Países Bajos.

A pesar de la positiva cifra de crecimiento mensual, el impulso del comercio mundial sigue siendo negativo por segundo mes consecutivo y se sitúa en una baja de 0.9 por ciento.

El impulso calcula el crecimiento en el volumen del comercio mundial durante los últimos tres meses en comparación con los tres meses anteriores.

La CBP explicó que el resultado de este último indicador se debe sobre todo a la tendencia negativa en el comercio de China desde el segundo trimestre del año en curso.

Esta disminución sigue a un período de fuerte recuperación después de la profunda caída en el comercio mundial de bienes cuando estalló la crisis del Covid-19.

A principios del actual mes, la Organización Mundial de Comercio (OMC) proyectó que el volumen del comercio mundial de mercancías aumentará a una tasa interanual de 10.8% en 2021, actualizando esta estimación frente a la de 8.0% que difundió en marzo.

Desde la perspectiva de la OMC, el crecimiento debería moderarse a medida que el comercio de mercancías se acerque a su tendencia a largo plazo prepandémica.

Por lo pronto, el comercio de bienes y servicios continuó expandiéndose en el segundo trimestre, volviendo a los niveles observados antes del inicio de la emergencia de salud pública.

Sin embargo, surgieron importantes cuellos de botella por el lado de la oferta, causados en parte por la velocidad misma de la recuperación, principalmente relacionados con la escasez de semiconductores y con problemas logísticos y de transporte.

Por su parte, el Banco de Italia estimó que el comercio mundial aumentará 11.2% en 2021, debido a una desaceleración considerable en la segunda mitad del año; y agregó que sigue habiendo riesgos a la baja, vinculados sobre todo al curso de la pandemia, que podría provocar nuevas interrupciones en las cadenas de suministro mundiales.

En agosto pasado, a tasa intermensual y medidas en volumen, las importaciones a China subieron 2.7%, a la Zona Euro se incrementaron 1.6% y a Estados Unidos crecieron 1.3 por ciento. Por el contrario, los envíos entrantes a América latina disminuyeron 2.1 por ciento.

roberto.morales@eleconomista.mx