Actualmente, 66% de los negocios que venden en línea (dos de cada tres negocios) ya comercializa en otros países, según hallazgos del estudio de Visa sobre comercio electrónico en comercios a nivel mundial (Estudio GME, por sus siglas en inglés).

“Las ventas a través del comercio electrónico representan casi un tercio (31%) de los ingresos de esos negocios. Incluso con los considerables ingresos de las ventas transfronterizas, más de la mitad (51%) de las compañías que ya venden a clientes internacionales necesitan ayuda para optimizar sus ventas internacionales en línea”, consideró Suzan Kereere, jefa global de Ventas y Adquirencia de Comercios en Visa.

Una gran mayoría de los líderes encuestados (87%) considera que la expansión del comercio electrónico transfronterizo es una de las principales oportunidades de crecimiento de su compañía en los próximos años.

“Los negocios de comercio electrónico de todo el mundo creen que la expansión internacional y encontrar nuevos clientes transfronterizos son factores fundamentales para impulsar el crecimiento, en particular con miras a la importante temporada de compras para las fiestas de fin de año”, dijo Suzan Kereere.

En México

El estudio detectó que 86% de las compañías mexicanas con capacidades de comercio electrónico, y que ya venden internacionalmente, obtiene 20% o más de sus ingresos totales por Internet, en las ventas internacionales. A pesar de este número creciente, la mayoría (64%) de los líderes de dichos negocios acepta que no se sienten confiados de que sus compañías sepan cómo maximizar las ventas internacionales. 

“Los datos son claros. Las ventas transfronterizas son una importante oportunidad de crecimiento. Pero no es fácil, en especial para las pequeñas empresas”, comentó Kereere.

Así, 76% de los líderes mexicanos encuestados ve como desafíos para expandir sus ventas internacionalmente: el envío y la logística (30%) y el servicio de atención al cliente (20 por ciento). En el caso de las compañías que aún no se han expandido internacionalmente, los obstáculos más citados incluyen: recursos limitados (45%), envío y logística (45%), dificultad para aceptar y procesar transacciones extranjeras (41%) y problemas jurídicos y de comercio (41 por ciento). En términos de la ejecución exitosa de ventas internacionales, 46% piensa que el apoyo al cliente es el factor más crítico.

Fin de año

La temporada de fiestas de fin de año representa más de una cuarta parte de los ingresos anuales para la gran mayoría de los negocios encuestados (86 por ciento).

“Este periodo de mayores ventas es de fundamental importancia para los comercios de ambiente electrónico de todas partes del mundo. Los negocios son optimistas ante la posibilidad de penetrar nuevos mercados para permanecer competitivos durante este período crucial”, concluyó.

[email protected]