Cartagena de Indias.- Juan Carlos Archila es desde el 2016 el jefe de la diplomacia de Carlos Slim en lo que respecta a sus negocios de telecomunicaciones en América Latina. Su nuevo cargo es meritorio, resultado de un destacable desempeño de siete años al frente de la unidad colombiana, en que reconfiguró y unificó las marcas que operaban bajo el paraguas de Comcel-Telmex hacía Claro Colombia.

Archila conoce como pocos ejecutivos los entramados de esa industria, desde la antena hasta el cabildeo. Ya en su paso por Claro Colombia, cuentan periodistas locales, lidió con los casos ETB por el uso de su red y la reversión de activos de Comcel al Estado, también interconectó al país con el cable submarino de fibra óptica AMX-1, inició el despliegue de la tecnología LTE y salía a la calle a verificar la instalación de radiobases que mejoraron la cobertura de Claro en 3G y 4G, mientras la competencia hacía trabajos cosméticos a su imagen de marca.

La misión de Archila es la de apoyar, cuando menos en 17 países de la región, a los directores de Claro en su interacción con los reguladores, cámaras industriales y organismos multilaterales. Como enviado de América Móvil debe convencerlos sobre la importancia de las telecomunicaciones para el desarrollo de las economías locales y lo necesario que es contar con un regulador convergente.

Hoy en día Claro es el mayor operador por número de usuarios en Colombia y como Telcel en México, también resintió hasta hace poco una serie de regulaciones asimétricas y es posible que se le impida ir por más espectro radioeléctrico en la próxima subasta de los 700 MHz, cuenta el directivo que se define como un "colombo-mexicano" en el quinto Congreso Latinoamericano de Telecomunicaciones, el CLT 2017.

NOTICIA: Utilidad de América Móvil cae 75.33% en 2016

Juan Carlos, corríjame si patino, pero usted ya va por el año al frente de las relaciones internacionales de América Móvil; aunque es muy corto el tiempo como para hacer evaluaciones precisas, ¿qué rápido balance puede hacer de este ciclo; qué puede aprender Colombia de lo que usted ha visto afuera y qué podemos aprender de lo que se ha hecho adentro?

Creo que los de afuera pueden aprender lo complicado que es operar en un sector con distintas dependencias y los de adentro que está claro que Colombia necesita de una reforma para tener un sector telecom mejor direccionado.

¿Con esto se refiere a aquello de la doble ventanilla como lo conocemos en México?

Sí. Yo creo que una de las grandes discusiones que hay que seguir en Colombia es al respecto de la necesidad de un regulador convergente e independiente. Está claro que la institucionalidad en Colombia necesita de una reforma que direccione mejor al sector, pues hoy las funciones están divididas en diferentes instituciones que muchas veces se contradicen las unas a las otras, haciendo que a las empresas nos cueste trabajo tener las reglas claras que promuevan la inversión.

En ese sentido, el tema de convergencia es el foco. Todos los días las audiencias -reuniones empresas-gobierno- se hacen en la ANTV, la CRC, el MinTic… Son ventanillas que hacen más compleja la institucionalidad, las inversiones y la operación.

Carlos Slim redefine sus pasos contra Movistar en Centroamérica

Le entiendo de la necesidad de un regulador convergente, ¿pero a qué se refiere cuando habla de independencia? ¿Qué se le otorguen atribuciones adicionales a los reguladores?

Me explico. Colombia quiere intentar ser parte de la OCDE y la misma OCDE, en una definición a Colombia, identifica como un reto a resolver el altísimo nivel de participación del Estado en el negocio de telecomunicaciones. Y el Estado no puede, por un lado, estar ofreciendo un servicio y a la vez vigilando. Ese es el conflicto que identifica la OCDE y pone en lupa, señalando que el Estado es a la vez competidor y a la vez regulador.

En ese sentido, se necesita desarrollar una política con la que se pudiera emular lo que se ha hecho en México con la reforma: por un lado una regulación convergente y un Estado aparte.

Pienso que a Colombia le llegó la hora de tener un regulador convergente.

En México hemos escuchado mucho aquello de colombianizar México, pero a últimas fechas también eso otro de Mexicanizar Colombia, por aquello de la imposición de regulaciones asimétricas a Claro. ¿Qué tanto diferente o qué tanto varía la postura o el panorama del mercado para el establecimiento de ese tipo de medidas?

En Colombia ya tuvimos un periodo de cuatro años en que se aplicaron esas asimetrías, de las que siempre expresamos que solamente han sido un subsidio, como que una empresa privada sea obligada a dar, por ejemplo, redes, a otros privados y no se miren resultados. Ese es un caso que pudieran aprender los de afuera en sus resultados, no sólo ustedes (México).

Pensamos y hay suficiente historia donde ese tipo de prácticas se imponen y después de un tiempo, en vez de generar incentivos como originalmente se pensaron, terminan generando ineficiencias en las empresas, pues éstas se relajan y los incentivos terminan yendo a sus utilidades; ese dinero se termina convirtiendo en un subsidio, en algo que no tiene razón de ser.

NOTICIA: Países de la Alianza del Pacífico, sin cobro de roaming por Claro

En Colombia creemos que esas medidas ya no tienen mucha cabida, son prácticas que esperemos ya no regresemos a ellas y en cambio, se fomente la inversión; que crezca la conectividad.

Hablando de conectividad, desde afuera no he entendido bien: ¿Ustedes no quieren que se licite la banda de los 700 MHz o no les gusta cómo se quiere licitar?

Nosotros pensamos que ese dividendo es un espectro muy importante para dar mejores servicios móviles de nueva generación a los usuarios. En ese sentido, estamos a favor de que en Colombia se lleve a cabo, siempre que se beneficie al usuario y se aproveche la posibilidad entera de mejorar la calidad. Estamos a favor de que se haga en las condiciones correctas, porque es allí donde se presentan las asimetrías para las empresas.

¿Son asimetrías para ustedes, para toda la industria o por qué lo dice?

Existe en Colombia un tema de los caps de espectro y estos caps también se definen en las bandas altas y las bandas bajas. Las bandas bajas están por debajo de 1 GHz.

Entonces, la de 700 es banda baja y el cap máximo en banda baja es de 30 MHz y con las nuevas bases en 700 el tope sería de 45 MHz y si ya se tiene espectro, eso nos limita y no somos los únicos; eso también les ocurre a otros operadores, como podría ser Movistar.

Y pasa que en la subasta ponen un bloque disponible de 30 MHz, lo que quiere decir que nosotros no podríamos participar, lo que quiere decir que no habría puja por ese bloque; lo que quiere decir también que sólo unos pocos pueden participar por ese espectro, pero que no tienen un músculo financiero fuerte y lo comprarían más barato que los demás, entonces se generaría un desequilibrio porque no habría más demanda que esa.

Colombia vs. Carlos Slim: la disputa por espectro y activos

Pero, si como dice usted, existe demanda, ¿qué propondría para que los dejaran ir por más ancho de bloque?

La demanda existe, pero no lo pueden comprar porque no se pueden saltar esos topes. Todos podríamos poder pujar por todo para que se haga un equilibrio en quedarse con ese espectro.

Entonces, como se advierte en las bases, se puede terminar beneficiando, sin pensarlo así, a un jugador que no tenga más espectro en las bandas bajas, ¿por ejemplo un Tigo?

Efectivamente, Tigo sí podría. Pero no pensamos mal, estamos en fase de revisión de las bases. Es el algo que el gobierno debe evaluar, que las inversiones las destinen todos por igual; que aplique las medidas que nos permitan a todos competir igual.

Por ejemplo, aquello de la subasta de concurso de belleza , ¿las famosas obligaciones de cobertura?

Podría ser.

NOTICIA: América Móvil y Movistar lideran en 9 mercados de AL

¿Podría ser que América Móvil y Colombia logren pronto un acuerdo definitivo sobre el caso de la reversión de activos? Me viene a la mente esto, porque al tiempo que usted fue elegido en este nuevo cargo, AMX presentó su queja en los tribunales…

Puedo decir que pronto habrá noticias y esperamos que sean muy buenas noticias para todos.

nicolas.lucas@eleconomista.mx

mfh