El gobierno inhibe la competencia en el mercado gasolinero a través del condicionamiento y el retraso en el otorgamiento de permisos de importación, transporte, comercialización y expendio de combustible afirmó la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece).

El Pleno del regulador en competencia económica emitió una opinión dirigida a estas autoridades responsables de otorgar permisos a particulares a partir de los cambios legales del 2014. Además, recomendó a la Secretaría de Economía (SE) emitir a la brevedad una directriz para eliminar los obstáculos regulatorios para la instalación y operación de más gasolineras a nivel local.

En su análisis, la Cofece detalló que en el mercado mayorista de combustibles Pemex sigue siendo el principal oferente al suministrar 87% de gasolina que se consume en el país. “Esto es reflejo, en parte, de la insuficiente infraestructura de almacenamiento y transporte, y de la falta de incentivos para su desarrollo dada la incertidumbre que existe sobre la obtención y sostenimiento de los permisos de importación y de expendio al público”, expresó la Cofece.

Por tanto, consideraron que el otorgamiento de permisos de importación, que es atribución de la Secretaría de Energía, no debe limitarse u obstaculizarse puesto que la naturaleza de un régimen de permisos no es limitar el número de estos, sino únicamente someter la participación en una actividad a ciertos requisitos de seguridad.

Cabe recordar que a finales del mes pasado, los Fabricantes Americanos de Combustibles y Petroquímicos (AFPM, por su sigla en inglés) denunciaron a las autoridades energéticas mexicanas en una misiva enviada al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, refiriendo la negativa de las autoridades por mantener las condiciones con las cuales los inversionistas llegaron a México tras la reforma energética.

La AFPM, que representa a casi todas las refinerías y plantas de transformación petroquímica del país vecino del norte y en conjunto generan 3.5 millones de empleos, aseguró entonces que existe un riesgo para los planes de las empresas que llegaron a México en un contexto de inversiones seguras, que “cada vez son más inciertas”.

Más requisitos

Según el análisis de la Cofece, desde febrero de 2019 los interesados en obtener permisos de importación deben señalar los medios por los que van importar y la ubicación física de las instalaciones o equipos de almacenamiento. Este requisito no estaba planteado inicialmente en la regulación y dificulta la entrada de participantes, justamente porque la infraestructura está en construcción.

Por otro lado, la falta de capacidad de almacenamiento de los particulares consecuencia de la inexistencia de permisos de importación que la motiven, y la falta de estos ante la ausencia de infraestructura para respaldarlos, retrasa tanto el desarrollo de un mercado mayorista competido como el del mercado secundario de capacidad de almacenamiento pues, aunque hubiera capacidad no utilizada, no habría agentes económicos con permisos disponibles para contratarla.

Los tiempos de resolución a las solicitudes de permisos para el expendio al público se han duplicado, y existen más de 200 casos sin resolución, explicó la Cofece.

Antes del 31 de enero de 2019 (fecha en la que el órgano de gobierno de la CRE dejó de sesionar por las renuncias de los funcionarios de la administración anterior), el tiempo de expedición de un permiso de expendio de gasolinas era prácticamente el mismo para todos los solicitantes, de 21 días hábiles. A partir de los cambios en el órgano de gobierno de la CRE, el número de días que se toma la resolución de un permiso es de 66 días para negocios asociados a Pemex y de 84 para terceros.

Trabas a la competencia

• Desde noviembre de 2018 la Sener solo ha concedido permisos de un año y no ha otorgado nuevos permisos de importación de 20 años.

• Asimismo, desde febrero de 2019 los interesados en obtenerlos para poder importar por un año deben señalar los medios por los que van a importar y la ubicación física de las instalaciones o equipos de almacenamiento.

• El requisito anterior no estaba planteado inicialmente en la regulación y dificulta la entrada de nuevos participantes, justamente porque la infraestructura está en construcción.

• Antes del 31 de enero de 2019 (fecha en la que el órgano de gobierno de la CRE perdió quórum), el tiempo promedio de expedición de un permiso de expendio de gasolinas era prácticamente el mismo para todos los solicitantes, de 21 días hábiles.

• En contraste, a partir de la pérdida de quórum, el número de días que se toma la resolución de un permiso es en promedio de 75 días, y diferenciado entre las marcas de gasolina que se vendan.

• Es decir, de 66 días para resolver los permisos que están asociadas a la marca Pemex y de 84 para las que son ajenas a esta.

• Adicionalmente, existen por lo menos 229 solicitudes de marcas distintas a Pemex, admitidas entre marzo de 2019 y abril de 2020, que no han sido resueltas y se desconocen las causas de ello.

[email protected]

kg