Las exportaciones de soja estadounidense se mantienen robustas a pesar de que los precios han subido al punto más alto de más de dos años y medio, según datos del Departamento de Agricultura (USDA), ya que México y China, el principal importador mundial de la oleaginosa, reservaron grandes cantidades.

El USDA, dijo que importadores privados vendieron 374,000 toneladas de la soja a China, 152,404 toneladas a México y 132,000 toneladas a destinos no revelados.

El total de negocios constituye el mayor anuncio diario de ventas de exportación de soja de la USDA desde el pasado 8 de septiembre, según datos de la agencia.

Las ventas se cierran cuando hay preocupación por los retrasos en la siembra de soja debido al clima seco en Brasil, el principal exportador del mundo y el principal proveedor de China. El estancamiento de la plantación, dijeron analistas, podría elevar la demanda por granos de Estados Unidos en enero y febrero.

El anuncio de ventas diarias siguen a la publicación de otros datos de exportación que mostraron ventas netas de 2.59 millones de toneladas la semana pasada, la quinta semana consecutiva con más de 2 millones de toneladas. Más de 1.5 millones de toneladas fueron a China durante la última semana.

Los futuros de soja de la Junta de Comercio de Chicago el jueves por la mañana alcanzaron su nivel más alto desde el 8 de marzo de 2018, antes del comienzo de la guerra comercial entre Estados Unidos y China.