Cuando comenzó a tener éxito el modelo maquilador de México, el gobierno de China envió en 1978 a un grupo de funcionarios a analizar la operación de empresas en Ciudad Juárez, Tijuana, Nuevo Laredo, Tecate y Mexicali.

Uno de esos funcionarios era Jiang Zemin, quien copió y mejoró el modelo maquilador, primero como alcalde de Shanghai en 1985 y luego en toda China, de la que fue Presidente de 1993 al 2003.

Tales cambios y la entrada de China a la Organización Mundial del Comercio (OMC) en el 2001 le permitieron a esa nación asiática competir frente a frente contra Estados Unidos, México y Canadá en la propia región de América del Norte.

México fue el último país del mundo en dar su acuerdo para permitir la adhesión de China a la OMC, lo que fue comprensible porque los dos países competirían en la producción de manufacturas con ventajas en sus costos de mano de obra, esencialmente en América del Norte.

Para proteger su industria, con un perfil exportador, México fue el único país que se reservó cuotas compensatorias contra 953 productos de esa nación asiática, con tasas de entre 2.58 y 1,105%, de manera que no podían ser impugnadas hasta diciembre del 2011, y luego negoció la ampliación de esa protección por cuatro años más para 204 productos sensibles .

La verdad es que nunca hablamos del TLCAN como una plataforma para la competitividad, creo que en ese momento estuvimos negociando dentro de un vacío, sin haber reconocido (...) la importancia de lo que estaba pasando en Asia , consideró Clyde Prestowitz, negociador estadounidense del acuerdo.

En 1993, China exportó productos al mercado estadounidense por 31,540 millones de dólares, siendo el cuarto proveedor de ese mercado, detrás de Canadá (111,216 millones), Japón (107,246 millones) y México (39,917 millones).

En ese momento (1993), simplemente hablamos de trabajos que se iban a pasar a México, y esto causó temor en Estados Unidos. Y de hecho, la amenaza real no eran esos trabajos que se pasarían a México, sino los que se iban a ir a Asia , prosiguió Prestowitz, quien ahora es Presidente de Economic Strategy Institute, con sede en Washington, DC.

Sorprendiendo por su dinamismo en los años siguientes, China superó a sus competidores y logró exportar mercancías a Estados Unidos por 379,237 millones de dólares de enero a octubre del 2013, colocándose como primer proveedor de ese mercado, aventajando a Canadá (283,373 millones), México (236,799 millones) y Japón (118,668 millones).

No hay que olvidar que Asia estaba apenas surgiendo y la Unión Soviética se estaba colapsando en esos momentos y todos estos países se estaban liberando. Y entonces hubo un famoso debate entre Al Gore y Ross Perot sobre el TLCAN, era algo así como un partido o una competencia de boxeo , recordó John Dimitri Negroponte, Embajador de Estados Unidos en México de 1989 a 1993. Perot adujo que México quitaría empleos a EU.

Ahora estamos frente a un Asia muy diferente a la que estábamos enfrentando hace 20 años. Ahora la región de Asia-Pacífico es el epicentro geográfico y económico del mundo , dijo Negroponte.

Mientras China copió partes del modelo exportador de México, éste aplicó y mantuvo desde los años 60 el Programa de Industrialización Fronteriza, que permitía la importación temporal de mercancías para transformarlas y reexportarlas a EU como productos terminados.

El siguiente paso era crear clústeres de proveedores para sustituir los insumos importados por otros de fabricación nacional , indicó Sergio Ley, ex Embajador de México en China e Indonesia y Presidente de la sección empresarial Asia y Oceanía del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior.

Este paso no se dio en México y la maquila siguió siendo la que es hasta nuestros días. Quizá la única industria en la que se dio el cambio fue en la automotriz , dijo Ley.

Negroponte refirió que no se debe olvidar los atentados terroristas en su país el 11 de septiembre del 2001, el año de la entrada de China a la OMC.

(El entonces Presidente de México) Vicente Fox estaba en la Casa Blanca. Yo estaba ahí, el 5 o 6 de septiembre del 2001, en la primera visita de Estado, lo que reflejaba la importancia de la relación entre los dos gobiernos, y unos días después ocurrió lo que ya sabemos y todo se terminó, se cambió la atención , narró.

México, Estados Unidos y Canadá deben operar un programa de exportaciones conjunto para competir contra China, recomendó Jaime Serra Puche, quien negoció el TLCAN por parte del gobierno mexicano.

Para impulsar las exportaciones y la competitividad de América del Norte, expuso que se requieren medidas como un acuerdo para asegurar los bajos costos del gas natural, la movilidad laboral y los camiones.

Tenemos entonces que resolver cómo enfrentamos con instrumentos de mercado a China, un gigante económico que no es de mercado (...), un reto para los gobiernos .

Asumen liderazgo

Haz clic en la imagen para ampliarla

[email protected]