Cerca del 100% de las compañías mineras reanudarán sus actividades este 1 de junio de manera paulatina, y acorde con los protocolos de salud, en donde se espera que esta industria reactive a ramas productivas, como la farmacéutica, médica, automotriz y de equipo de transporte.

Javier Villarreal Gámez, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Minero Metalúrgica de la CTM, dijo que la reactivación de la industria minera en todo el país, con el regreso de 370,000 trabajadores directos, reanimarán a una cadena productiva de 2.3 millones de empleos indirectos, lo cual apoyará la recuperación de la economía nacional y de las regiones en donde se encuentran las empresas del sector.

En los primeros días de reactivación de la minería, como sector esencial dentro de la contingencia sanitaria por el Covid-19, no asistirán a laborar los trabajadores vulnerables, como es el caso de las personas con padecimientos crónicos, mayores de 60 años y mujeres embarazadas.

“Reconocemos el trabajo de Francisco Quiroga, subsecretario de Minería de la Secretaría de Economía, quien impulsó la reactivación y, para ello, se ha reunido con empresarios y trabajadores, lo cual permitió un diálogo fluido y la conformación de un equipo para tener todas las condiciones necesarias para la reanudación de labores”, expresó.

A través de un comunicado, el también subsecretario del Trabajo del Comité Nacional de la Confederación de Trabajadores de México afirmó que la gran mayoría de las empresas mineras han recibido autorización del Instituto Mexicano de Seguro Social para reanudar actividades, una vez cumplidos los protocolos sanitarios solicitados por el IMSS.

Villarreal Gámez comentó que los trabajadores de ese sector cumplirán protocolos, no sólo el de sana distancia y el uso de gel antibacterial, sino con acciones para preservar la salud de los obreros desde el transporte a los centros laborales y la protección con mascarillas, lentes, mascarillas y filtros de respiración.

Incluso las empresas entregan a los trabajadores kits de limpieza para que puedan llevarlos a sus casas y que la sanitización y el cuidado empiecen desde los hogares para evitar riesgos de contagios.

Consideró que esta confianza del gobierno federal debe ser correspondida por parte de la industria minera, cumpliendo cabalmente con todas las disposiciones que establece la autoridad.