El gobierno de México informó que 133 empresas y personas son sujetas a investigación por delitos de lavado de dinero y robo de combustible del 1 de diciembre a la fecha, es decir, los primeros 47 días del nuevo gobierno. De ese número, a 42 empresas ya les fueron canceladas sus cuentas.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional, el secretario de Seguridad, Alfonso Durazo; el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, Santiago Nieto; el subprocurador de Procedimientos Penales de la PGR, Roberto Ochoa, y el consejero jurídico de la Presidencia, Julio Scherer, presentaron el balance de las investigaciones contra el huachicol.

Alfonso Durazo precisó que se presentaron cinco denuncias ante el Ministerio Público de la Federación que involucran a 15 personas morales (estaciones de gasolina), cuyas cuentas ya se encuentran bloqueadas por estar vinculadas al comercio ilegal de combustibles.

Asimismo, dijo que a 13 empresas se les bloquearon las cuentas debido a que reportan venta de combustible a pesar de que no le compran a Pemex desde el 2016 y 2017, ni contaban con permiso de importación, por lo que se presume que el combustible comercializado era robado.

En tanto, a 14 empresas les fueron bloqueadas sus cuentas porque vendieron más litros de los adquiridos a Pemex. En tanto, por el delito de lavado de dinero, se investigan a 50 sujetos identificados por el SAT con irregularidades de naturaleza fiscal; 16 propuestos por el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y 25 por Pemex.

Si se suman las 15 personas morales involucradas en las denuncias por robo de combustible, las 13 empresas bloqueadas por operaciones relevantes, las 14 empresas por operaciones inusuales, más los 50 sujetos identificados por el SAT, 16 identificados por el CNI y 25 por Pemex, dan un total de 133 empresas y personas involucradas en delitos relacionados con el huachicol.

“Se están investigando, pero por el deber de sigilo, la presunción de inocencia y, en general, los principios rectores del sistema procesal penal acusatorio, no se pueden dar datos adicionales”, dijo Santiago Nieto.

El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la SHCP indicó que las 13 empresas involucradas en la venta de combustible robado están ubicadas en los municipios de Reynosa, Valle Hermoso, Matamoros, Río Bravo, Nueva Ciudad Guerrero y San Fernando en Tamaulipas.

En el caso de las 14 empresas que presuntamente cometieron actos de defraudación fiscal, están ubicadas en los estados de Puebla, Ciudad de México, Estado de México, Hidalgo y Querétaro.

[email protected]