Monterrey, NL. La Cámara de la Industria de Transformación (Caintra) de Nuevo León, junto con otros organismos empresariales se reunió este martes con autoridades del gobierno federal para exponerles su preocupación por la caída de la inversión del sector público y privado y proponerles trabajar unidos para mejorar el clima de confianza hacia la inversión.

Guillermo Dillon Montaña, director general de Caintra en Nuevo León, explicó que de acuerdo con información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la inversión del sector público decrece en 76,000 millones de pesos este año, 14.2% menos que en 2018 y se espera que esta situación prevalezca en 2020, debido a que el paquete económico contempla una reducción de 5.4% en inversión física.

Asimismo, la inversión privada será 90,000 millones de pesos menor en 2019. La tasa de crecimiento de la inversión privada se ha mantenido en terreno negativo durante los últimos tres trimestres y alcanza una reducción de 4 por ciento, afirmó.

"Un efecto negativo de esta reducción en inversión es el menor dinamismo de la actividad industrial en términos generales en México. El sector industrial nacional suma al mes de agosto 10 meses consecutivos en terreno negativo, situación que no había sucedido desde la crisis de 2008", con una variación negativa promedio de enero a agosto de 1.7 por ciento.

En ese sentido a Caintra le preocupa que algunas de las 2,868 iniciativas que están en la Cámara de Diputados y de Senadores puedan afectar a la inversión privada y generen temor al inversionista.

Por ejemplo, Guillermo Dillon consideró que lo que puede inhibir la inversión, es aumentar los supuestos o razones para cancelar los sellos digitales, propuestos en el Paquete Fiscal 2020, porque impiden a una que pueda facturar y continuar con sus operaciones.

 

Por otra parte, al eliminar los supuestos para la responsabilidad solidaria, se aumenta la discrecionalidad de la autoridad fiscal lo que puede afectar el patrimonio de los socios y accionistas.

Respecto a la iniciativa sobre salarios vencidos, lo que planteará el organismo es que al aumentar al doble el pago de salarios vencidos hasta 24 meses y penalizar al patrón con una tasa de interés de 2 a 4% "genera un clima de incertidumbre y merma la generación de nuevos empleos".

kg