A partir del 18 de marzo pasado ya no es posible comercializar gasolinas con un contenido de hasta 10% de etanol como oxigenante en México, por lo que a partir del 19 de marzo será sancionable el manejo de gasolinas con un contenido de etanol de 5.8% en volumen.

Lo anterior luego de caducara el plazo de 180 días establecido por la Comisión Reguladora de Energía (CRE) como límite la venta del combustible con hasta 10% de etanol, mismo que surgió de una resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

El Observatorio Ciudadano de Calidad del Aire (OCCA) reconoció la aplicación del fallo de la SCJN, sin embargo, afirmó que la introducción de etanol en nuestro país sigue presentando riesgos.

Refirió el rezago de más de 16 años en la norma de control de emisiones de vehículos ligeros (NOM-042-SEMARNAT-2003); los diversos problemas de calidad del aire por la formación de ozono en al menos 30 ciudades y zonas metropolitanas del país (que no cumplieron con la NOM-020-SSA1-2014 en 2018).

Por último, citó el tipo de volatilidad de las gasolinas que se distribuyen en todo el país a lo largo del año, pues al mezclar gasolinas con alcohol aumenta la volatilidad de esta, lo que conlleva el riesgo de que se presenten fugas de emisiones evaporativas de compuestos orgánicos volátiles, que son un fuerte precursor de ozono.

El OCCA pidió ampliar la zona de exclusión del uso de etanol a la región Megalopolitana y a todas las ciudades y zonas metropolitanas que no hayan cumplido con la NOM-020 de ozono, se continúe en los esfuerzos por mejorar la calidad de los combustibles, como reducir la volatilidad de las gasolinas y bajar a 10 partes por millón el contenido máximo de azufre.

Además, solicitó que se actualice la NOM-042 para adoptar los estándares de control de emisiones más eficientes para reducir emisiones contaminantes en vehículos ligeros.

El OCCA recordó que debido al uso de etanol habría perjuicios hacia los consumidores por el daño que puede ocasionar en vehículos que no estén diseñados para operar con mezclas etanol-gasolina, aunado a la pérdida de potencia que esto implica.

En el Análisis de Impacto Regulatorio se estimó una afectación posible en más de 16.8 millones de vehículos por el uso de etanol al 10% y un costo total por estos daños de más de $46 mil millones de pesos.

empresas@eleconomista.mx