El Buen Fin aceleró las ventas de autos ligeros en noviembre pasado, que crecieron 22.5% contra el mismo mes del año pasado, al comercializarse 154,616 unidades, la mejor cifra mensual en lo que va del año.

De acuerdo con el reporte automotriz al onceavo mes, la industria automotriz informó que el crecimiento de doble dígito no se presentaba desde el 2000.

Con la suma de noviembre, la industria ya superó la venta que logró en el 2015, de 1.35 millones de unidades ligeras, encaminándose a 1.6 millones en el cierre de este año.

La Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) y la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) informaron que según las cifras acumuladas en lo que va del año, se reportó la comercialización de 1 millón 411,105 unidades, 18.5% más a tasa anual.

La marca que más creció durante noviembre fue Kia Motors, la cual colocó 5,460 vehículos, 143% más respecto de 2,247 del mismo mes del año pasado. Sus cifras acumuladas registraron 52,082 unidades, con lo que ya rebasaron su expectativa de vender 50,000 carros en el 2016.

No habrá crisis en el 2017

Aun cuando el 2017 será un año complicado, la venta de autos en México seguirá creciendo y se prevé alcanzar 6.5% más con respecto al 2016, mientras que los incrementos en los precios de los autos se harán gradualmente por la presión de la férrea competencia, coincidió el sector automotor.

Guillermo Prieto Treviño, presidente de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores, advirtió que el crédito automotor y la regulación para el control de la importación de autos usados será clave para mantener sólido el crecimiento en la comercialización.

En el marco de la reunión sobre los avances Diálogo con la Industria Automotriz 2012-2018, el líder de los distribuidores sostuvo que el movimiento del tipo de cambio y el aumento de las tasas de interés tendrá un impacto mínimo en las tasas de financiamiento. No va suceder un aumento de precios de 15% como se dice, porque está en juego una serie de variables, desde la competencia de un gran número de marcas, los costos de producción, otros, lo que al salirse de los precios de mercado puede generar baja participación de mercado , alertó.

Vamos a vivir un 2017 complicado, pero tampoco estamos avizorando un escenario de crisis de ninguna manera. Vemos nubarrones grises, unos más que otros, con muchos otros factores que tendremos que ir sorteando uno por uno, pero yo creo que no estamos de ninguna manera anticipando una crisis que nos pudiera poner en condiciones como las que vivimos en 1982, 1987, 1994 o en 2008-2009. México tiene una fortaleza importante y elementos diferenciadores , sostuvo Prieto.

[email protected]