México es el segundo mercado más importante para Avon a nivel global, al facturar 500 millones de dólares anuales, tan solo después de Brasil, en donde las ventas de la compañía superan los 1,000 millones de dólares.

El director de Comunicación Corporativa para México y Centroamérica de la compañía, Roberto Sada, destacó en entrevista que esa es la importancia del país para la firma, la cual está ligada además con la innovación y la generación de empleo para las mujeres.

En ese sentido, el directivo destacó que la división de cosméticos es uno de los principales negocios para la compañía en México, en donde cuentan con un abanico de productos para el cuidado personal, fragancias y labiales, por mencionar algunos.

"La competencia en el sector cambia a diario, los modelos se tienen que reinventar constantemente, la importancia es tener la inteligencia para descubrir las tendencias, por lo que hay que ver qué están consumiendo y utilizando los mexicanos", refirió.

De igual forma, Roberto Sada comentó que el crecimiento de la marca está ligado a su modelo de venta directa, en donde las representantes independientes apelan a la oportunidad de independizarse, ganar dinero y la necesidad de autoempleo que existe en Latinoamérica.

Al respecto, dijo, la mujer mexicana busca cumplir sus sueños, e incluso estudios han detectado que cada peso que llega a un hogar a través de una mujer se invierte mucho mejor en comparación con los que llegan a través de los hombres.

"Cuando una mujer lleva dinero a casa lo invierte mucho mejor que un hombre, porque lo destina a mejorar o comprar una vivienda, a educación o incluso para comprar mejores alimentos", por lo cual es importante detonar el autoempleo de este sector en la región.

A nivel mundial, Avon cuenta con al menos seis millones de representantes, y aunque en México la cifra no se puede revelar, se imprimen 54 millones de catálogos por año, para un total de 19 campañas que realiza la firma en igual periodo.

Y a pesar de los nuevos avances tecnológicos, "el catálogo sigue siendo la principal manera de acercarse a los clientes", a través de los cuales se ofrecen hasta 1,800 productos por campaña, en donde las representantes reciben en promedio entre 25 y 27% de comisión por producto.

Incluso, Sada dijo que la compañía es una de las más grandes otorgadoras de microcréditos, puesto que no es hasta la siguiente campaña (alrededor de 19 días) que las representantes tienen que pagar por la mercancía que pidieron.

Durante un recorrido por la planta de Avon en Celaya, Guanajuato, una de las más importantes a nivel global para la firma, el director ejecutivo de operaciones para México y Centroamérica, Pablo Guerrero, dijo que aquí se producen entre 250 millones y 280 millones de productos por año.

De éstos, aproximadamente 60 por ciento son para satisfacer la demanda interna, mientras que el porcentaje restante se destina principalmente a Estados Unidos, pero también a Centroamérica y a algunos países de América del Sur.

Dicha planta puede elaborar al menos 90% de los productos de belleza de la firma, como labiales, cremas, fragancias y esmaltes, además de productos especiales para el cuidado de la piel y anti-edad, por mencionar algunos.

Pablo Guerrero comentó que la planta, en la cual se surten los pedidos para 16 países, tuvo su inversión más grande hace dos años, por aproximadamente 35 millones de dólares, a fin de expandir su capacidad, así como para tecnificar el centro de distribución.

Dicho centro tiene la capacidad de surtir un pedido cada 1.2 segundos, en donde el porcentaje de error es casi nulo gracias a la tecnología avanzada e innovación en los procesos que permitieron dichas inversiones.

Para este año, la marca espera seguir con el crecimiento registrado hasta el momento, con el objetivo de "democratizar" productos de belleza de gran calidad entre sectores de la población que no tienen acceso a ellos.

erp