Brasil atrajo en el 2018 su nivel de Inversión Extranjera Directa (IED) más alto desde el 2012, pues su nuevo gobierno mostró señales de mayor apertura al comercio y disposición para integrar el país con la economía global.

La inversión extranjera directa totalizó 9,000 millones de dólares el mes pasado y 88,300 millones para todo el 2018, informó el lunes el banco central. Los economistas encuestados por Bloomberg esperaban entradas de 7,500 millones en diciembre. Como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB), la IED alcanzó el nivel más alto desde junio del 2001.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, dijo a los inversionistas en el Foro Económico Mundial en Davos la semana pasada que quiere integrar mejor al país en la economía mundial. Su administración se ha comprometido a implementar una agenda pro negocios, que incluye la venta de activos controlados por el Estado. La IED se ha extendido a varios sectores de la economía de Brasil. “La entrada neta de 88,300 millones de dólares de IED el año pasado, la más alta desde el 2012, refleja una combinación de precios atractivos de activos y mayores perspectivas de crecimiento. De cara al futuro, esperamos que la IED sea igual de fuerte en el 2019, impulsada por la privatización y la eliminación de restricciones para la propiedad extranjera en ciertos sectores bajo la nueva administración”, dijo Adriana Dupita, economista de Bloomberg Economics.

Las inversiones extranjeras directas miden el capital invertido por extranjeros en un país y son consideradas por los economistas como “las buenas inversiones”, ya que los recursos van para el capital productivo, como construcción de fábricas, infraestructura, créditos, fusiones y adquisiciones.

Déficit en cuenta corriente

Por otra parte, Brasil publicó un déficit de cuenta actual de 815 millones de dólares en diciembre, según el informe del banco central, mucho más que el déficit de 300 millones estimado por los economistas.

El país cerró el 2018 con un déficit de 14,511 millones de dólares. El déficit de la cuenta corriente de Brasil representa 0.77% del PIB.

Brasil es el país de mayor extensión territorial de América del Sur, el más poblado y una de las mayores economías del mundo y tiene el volumen de atracción de IED más alto de la región.

Los analistas prevén que el país puede crecer 2.5% este año, considerando que las primeras medidas que debe adoptar el gobierno son de gran austeridad fiscal, lo que implica una política monetaria muy restrictiva que no ayudará a crecer demasiado. (Con información de Reuters)

Acciones de Vale se desplomaron 21.5% tras accidente en Brasil

Las acciones de la minera brasileña Vale se hundían el lunes, borrando cerca de 62,000 millones de reales (16,400 millones de dólares) en valor de mercado, tras el colapso de una represa el viernes, que provocó la muerte de al menos 60 personas y dejó cerca de 200 desaparecidos.

Las acciones de Vale tenían un desplome de 21.5% en las operaciones de Sao Paulo. La empresa suspendió el pago de dividendos durante la noche del domingo.

La fiscal general de Brasil, Raquel Dodge, dijo que la compañía debe asumir su responsabilidad y ser sometida a un proceso criminal. Los ejecutivos de la firma también podrían tener que asumir su responsabilidad de forma personal, señaló.

HSBC y Jefferies rebajaron sus recomendaciones para los papeles de Vale a Mantener desde Comprar, mientras que otros analistas se abstuvieron de tomar medidas, diciendo que todavía están tratando de calcular los potenciales daños.

“Dicho en palabras simples, el aspecto intangible (que por ahora es incalculable) de este incidente es lo que más nos preocupa, y al final toda la industria minera tendrá que repensar el modelo actual”, dijeron analistas de BTG Pactual en una nota a clientes.

Hasta ahora, los tribunales brasileños han emitido órdenes de congelar 11,800 millones de reales (3,100 millones de dólares) de las cuentas de la minera, para asegurar que existan suficientes recursos para pagar por los trabajos de rescate e indemnizaciones. (Reuters)