El Consejo de administración de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) aprobó recientemente su nuevo Plan de Negocios al 2021, en que se trazó una meta de reducir en 20%, que son 20,000 millones de pesos, los costos operativos, aseguró Jaime Hernández Martínez, director general de la estatal eléctrica.

El Plan de Negocios plantea que un punto sostenible de equilibrio se alcanzará alrededor del 2021 y estamos trabajando en esa dirección , afirmó.

La CFE tiene una capacidad instalada cercana a 55,000 megawatts mientras que la demanda máxima de energía del sistema cada año se ha dado en el verano y ha sido cercana a 44,000 megas, lo que aún deja un margen suficiente, que debe robustecerse, indicó, a la vez que se reducirán a una tasa de 1% anual, que significan 8,000 millones de pesos, las pérdidas técnicas y no técnicas de energía en la red.

Como referencia, los países de la OCDE pierden 6% de la energía; en el 2009, cuando la CFE tomó el control operativo de la zona centro en el 2009, perdía 16% de la energía, volumen que al cierre del 2016 se redujo a 12 por ciento. Los planes son cerrar el 2018 con pérdidas de 11% de la energía.

Las pérdidas por alrededor del 12% representan pérdidas económicas por 40,000 millones de pesos y cada punto porcentual son alrededor de 8,000 millones de pesos que dejamos de cobrar , aseguró, el reto sigue siendo grande y nuestro plan de negocios hacia adelante está planteando inversiones importantes para este tema .

Por otra parte, Hernández Martínez explicó que la trayectoria de deuda de la empresa será otro factor clave para volverla competitiva. Del 2013 a la fecha, cada vez la empresa se ha endeudado menos y, por ejemplo, en el 2016 el techo aprobado por el Congreso fue de 12,500 millones de pesos, de los cuales se ejercieron sólo 5,400 millones de pesos.

Para este 2017 se solicitó al Congreso un techo menor, de 10,000 millones de pesos, y haremos un esfuerzo para no tener que desembolsar ese monto completo, de manera que podamos sostener a lo largo del tiempo una trayectoria de fortalecimiento y de menor endeudamiento , expresó.

Otro factor será el riesgo cambiario, con estrategias de diversificación de esta deuda luego de que en el 2002 el 100% de la deuda estaba en moneda extranjera y la CFE cerró el 2016 en un rango de entre 25 y 35% de deuda emitida en otras monedas.

empresas@eleconomista.com.mx