La empresa Minera y Metalúrgica del Boleo, filial de la canadiense Baja Mining, comenzará hoy la construcción de la mina El Boleo, ubicada en Baja California Sur, un proyecto que requerirá de una inversión de 889 millones de dólares.

El anuncio oficial será dado por Bruno Ferrari, secretario de Economía, quien encabezará la ceremonia de la colocación de la primera piedra cerca de Santa Rosalía, municipio de Mulegé.

A una distancia de 3.5 km de Santa Rosalía, la mina será a cielo abierto y generará 2,000 empleos en la etapa cúspide de construcción y 600 en forma permanente.

La mina tendrá una capacidad anual de operación de 62,000 toneladas de cátodo de cobre, 2,400 toneladas de cátodo de cobalto y 37,000 toneladas de sulfato de zinc, en una vida aproximada de 23 años.

La empresa informó en mayo que había comenzado las operaciones en la superficie desde el primer trimestre del 2011, con 43 trabajadores y 12 grandes equipos, entre ellos una excavadora hidráulica, un cargador frontal, bulldozers y camiones de gran capacidad.

Ésta es la primera actividad de minado superficial de la compañía en el lugar y es consistente con los planes de operación de El Boleo para alcanzar la producción este año , indicó John Greenslade, presidente y director general de Baja Mining.

DUPLICARÁN CUADRILLA

En el segundo trimestre del 2011 se doblará la cuadrilla, permitiendo a la compañía ejecutar los trabajos críticos de construcción de superficie, tales como el minado, para proveer de material para la construcción de la presa de relaves.

Michael Shaw, director general de Baja Mining, reflexionó el año pasado que el arranque se estaba retrasando por aspectos financieros. La producción de cobre comenzará a principios del 2013, de acuerdo con los planes de la compañía. Baja Mining posee 70% de las acciones de Minera y Metalúrgica del Boleo, mientras que el restante 30% fue adquirido en el 2008 por el consorcio coreano Kores por 293 millones de dólares.

El Boleo se asienta en el área de amortiguamiento de la Reserva de la Biosfera de El Vizcaíno, la cual se encuentra, a su vez, al centro del Desierto de Vizcaíno, en Baja California Sur.

Como compensación de los impactos, Minera y Metalúrgica del Boleo se comprometió a aportar al gobierno federal 1 millón 100,000 dólares.

[email protected]