Ante la inminente volatilidad que se prevé en los mercados financieros y el apetito de los inversionistas por papeles seguros, BBVA Bancomer acudió a los mercados internacionales por capital.

El grupo financiero colocó, entre inversionistas especializados la semana pasada, un bono de 1,000 millones de dólares, informó Ernesto Gallardo Jiménez. El director de gestión financiera de BBVA Bancomer expuso que vislumbraron que era un buen momento para pedir prestado a los mercados y pagar una tasa de interés accesible.

“Estábamos percibiendo que había mucho apetito por parte del inversionista en estos primeros compases del año. Más allá de que la Reserva Federal pueda subir la tasa de interés, que seguramente lo hará, creemos que hay dos eventos de los que no tenemos todavía el resultado —TLCAN y las elecciones— y pensamos emitir antes, pero lo suficientemente antes para no estar en este periodo de volatilidad o emitimos mucho después, una vez conocidos los resultados, entonces tomamos la decisión de emitir antes que después”, sostuvo.

El directivo explicó que existieron más de 250 posturas por el papel que emitió a 15 años, con opción de amortización a 10 años y que, finalmente, se colocó entre 100 inversionistas.

“Podría haber menos demanda porque cuando se acercan las elecciones la gente normalmente se espera a ver qué sucede, pero como las elecciones serán dentro de seis meses, teníamos tiempo suficiente para emitir ahora, antes de que nos metamos en toda la vorágine electoral y dejar cerrada la emisión (...) Pasara lo que pasara íbamos a emitir, queríamos hacerlo antes y desde ahora tener este monto en nuestro ratio de capital”, afirmó.

El premio que pagará el papel del banco filial de BBVA de España será lo mismo que los bonos del Tesoro de Estados Unidos más 256 puntos base, lo que representa 5 puntos base más que lo que da el gobierno mexicano a los inversionistas y 55 puntos base por debajo del bono de Banorte, uno de sus competidores en México.

El bono de deuda subordinada Tier 2 en dólares con vencimiento a 15 años, con una opción de amortización anticipada a 10 años y un precio equivalente a Treasury +265 puntos base, se colocó entre más de 100 inversionistas, registrando 250 órdenes de compra que demandaron los fondos de pensiones, compañías aseguradoras, grandes fondos de inversión de renta a largo plazo, principalmente.

El principal flujo de órdenes provino de Estados Unidos, el Reino Unido, Europa y Asia. Sin embargo, no se registró la participación de inversionistas institucionales mexicanos, como afores o aseguradoras.

Los recursos obtenidos en el mercado internacional le permitirán al banco reforzar su ratio de capital para atender el crecimiento de los próximos meses y, por tanto, mantener la solvencia ante cualquier eventualidad.

“Con esta emisión el índice de capitalización subirá, posiblemente, por arriba de los 100 puntos básicos y se colocará cercano a 15.5%”, precisó el directivo.

“Estamos ligados a 100% con la economía mexicana. Debemos tener la suficiente solvencia capital y liquidez para atender el crecimiento en donde se dé”, acotó.

La emisión en dólares le permitirá al banco ofrecer financiamiento más atractivo entre los grandes corporativos que tienen operaciones relevantes fuera del país y que demanda créditos en dólares.

Para este año, BBVA Bancomer estima que el número de créditos que otorgará crecerá a doble dígito en el nivel abajo.

“Igual que el 2017, será un año de crecimiento independiente de los resultados del TLCAN y las elecciones presidenciales de julio”, sostuvo el directivo de la institución bancaria.

[email protected]