Con una inversión superior a los 150 millones de dólares, AMR Collection sumó dos nuevos hoteles en su portafolio de operaciones en México: en Punta de Mita, Nayarit, los cuales tienen ahora una ocupación del 70%. Se prevé que las reservaciones de último momento y una menor rigidez en las medidas sanitarias de Canadá permitan cerrar el año con 10 puntos porcentuales más.

“Abrimos hace tres meses y desde ese momento la ocupación está en constante crecimiento, a pesar de que septiembre suele ser temporada baja. Los resultados son porque la gente tiene ganas de viajar luego del confinamiento. La playa es una buena alternativa y, además, estamos bajo el paraguas de una marca que es totalmente reconocida”, dijo Yann Le Guillou, gerente de los dos hoteles, en rueda de prensa.

Yann Le Guillou, gerente de los dos nuevos hoteles de AMR Collection. Foto EE: Cortesía

Desde su apertura, está a cargo de los dos hoteles bajo las marcas Dreams y Secrets (con 363 y 278 habitaciones), los cuales están en una misma propiedad y se desarrollaron bajo la batuta del despacho Sordo Madaleno y Arquitectos. Uno de sus atractivos es una gran cascada circular que remite a un cenote.

Otro factor natural que puede jugar a favor de los inmuebles es que se ha pronosticado que el próximo invierno en EU y Canadá será intenso, lo que alentará los flujos de viajeros a México.

Actualmente, seis de cada diez huéspedes son estadunidenses y el resto nacionales, principalmente de Guadalajara, Monterrey y la Ciudad de México.

En su operación, los hoteles (67 y 68 de AMR Collection en México) generan cerca de mil empleos y cuentan con aisladores sísmicos, generando tranquilidad a sus clientes. De acuerdo con el directivo, el complejo tiene un avance del 98% y al cierre de año estará totalmente concluido. Entre la infraestructura en la que hacen detalles finales está un teatro.

Foto EE: Cortesía

La experiencia de viaje

Por su ubicación, los dos hoteles cuentan con una reserva de terrenos en donde han iniciado un huerto en el que se planea ofrecer experiencias gastronómicas, las cuales incluirán la recolecta de los alimentos.

Otra de las atracciones que han sumado en los nuevos inmuebles son los espacios de entretenimiento para niños y jóvenes, ofreciendo alternativas que complementen su estancia. Los salones para realizar congresos y convenciones, en las que se siguen los protocolos sanitarios establecidos por las autoridades locales, también están en crecimiento (ya han sumado cerca de 20), al igual que la realización de bodas.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx