La regularización de los vehículos usados de procedencia extranjera que circulan por la frontera norte de México contribuirá a disminuir los delitos en esa zona del país, afirmó el sábado la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez.

En Ensenada, Baja California, al acompañar al presidente Andrés Manuel López Obrador, la coordinadora del Gabinete de Seguridad Nacional afirmó que el plan tiene por objeto “sacar del anonimato los autos irregulares”.

Defendió que la medida ayudará a tener un padrón confiable para identificarlos, evitar que sean utilizados por bandas criminales de forma anónima y aportar a las investigaciones para dar con los responsables de la violencia.

Solo en Baja California, refirió que circulan 500,000 vehículos irregulares de procedencia extranjera, que en muchos casos facilitan la comisión de delitos por la falta de mecanismos de registro y control vehicular.

Destacó que en esa entidad, entre el primero de noviembre de 2019 y 30 de agosto de 2020, el 78% de las unidades puestas a disposición de autoridades ministeriales por homicidios calificados, era de origen extranjero o irregular.

“Así, uno de los objetivos de esta acción es evitar la comisión de hechos delictivos con vehículos de procedencia extranjera, que carecen de un documento; desenmascarar a la delincuencia.

“Regularizar los autos irregulares contribuye a la seguridad de la zona”, precisó.

Rosa Icela Rodríguez informó que, para hacer efectivo el acuerdo, las secretarías de Gobernación (Segob), de Economía (SE), de Hacienda y Crédito Público (SHCP), así como de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), trabajan en un programa que abarcará los municipios de Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas y Baja California Sur.

La titular de la SSPC acotó que el beneficio solo aplicará a los vehículos que ya estén en territorio nacional, cuyo trámite de regularización tendrá un costo de 2,500 pesos.

“Esto significa que no se permitirá la importación de nuevas unidades; el beneficio aplica solo para las que ya están de este lado de la frontera”, aclaró.

En tanto, las unidades que sean importadas conforme al acuerdo, dentro de los 180 días siguientes a su entrada en vigor, estarán exentas de pagar multas o infracciones por exceder el plazo de retorno.

Los recursos que se obtengan de la regularización se invertirán en mejorar las vialidades y servicios públicos que contribuyan a la seguridad de las zonas fronterizas.

empresas@eleconomista.mx