No hace más de un año de su presentación oficial a los medios internacionales, Audi ya tiene listo a este deportivo utilitario en México. Fue justamente en el Salón de Frankfurt del 2019 cuando las formas del Q3 Sportback llamaron la atención de la prensa especializada para rápidamente dar la vuelta al mundo. Un responsable de ello fue el especial interés de los compradores por los vehículos con este tipo de carreocería que una vez más son reflejo de poder y mayor estatus.

Semblante temerario

El atractivo del Q3 Sportback descansa sobre la alteración de sus formas para acentuar su deportividad con una carga especial para quien desea establecer una relación más estrecha con su vehículo. De ahí la denominación Sportback.

Sus dimensiones varían ligeramente con su hermano Q3, con el que comparte plataforma y algunos elementos estéticos y técnicos.

Tiene 4,500 milímetros de largo total, es decir, 16 milímetros más que el Q3 mientras que en lo ancho es más esbelto por 13 milímetros para quedar en 1,843 y su altura también es menor en 3 milímetros para terminar en 1,567 milímetros.

Para nuestro país se configuraron dos versiones: Select y S line, que además de diferencias mecánicas, naturalmente, también las hay estéticas. Entre los elementos más llamativos están la enorme parrilla octagonal o Singleframe, que sirve para identificar a cualquier modelo de la casa de Ingolstadt. Como ocurre en sus modelos más actuales, mantiene el tramado tridimensional que lo hace ver más excéntrico. Al ser tan grande, apenas dejó espacio para colocar dos tomas de aire, una a cada extremo. El satín es un tono que marca diferencia entre las dos variantes. Por ello es que el S line luce más seductor.

Static photo, Colour: Turbo blue
Static photo, Colour: Turbo blue

Una solución de diseño muy interesante es la que se aplicó a los costados. Por medio de diferentes líneas y ángulos, el Q3 Sportback se perfila como un auto musculoso, una tendencia clara de percibir en la zona de las salpicaderas así como en la parte baja de las puertas. Sin embargo, lo más interesante es la moldura negra colocada en la parte inferior, que al tener un ángulo ascendente, da el efecto visual de que el vehículo está en movimiento. Justamente al contrario de ella, el techo tiene una decidida caída desde el mismo poste A hasta el alerón trasero. Otro elemento interesante creado por el departamento de diseño es la configuración del portón trasero que por sus formas y las de las calaveras, hace notar al auto más ancho de lo que en realidad es.

En cuanto a los rines, la versión Select los monta con un diámetro de 18”, en el S line son de 19” y su diseño es más rebuscado al mostrar cinco brazos dobles. Claro que si el cliente desea mayor exclusividad, Audi pone a su disposición un catálogo con un total de siete diseños, cuatro de los cuales pertenecen a la división Audi Sport.

Otro elemento que juega a favor de la versión S line es que en toda la carrocería, parrilla y hasta en el interior hay anagramas específicos.

Static photo, Colour: Turbo blue
Static photo, Colour: Turbo blue

Sin olvidar a la familia

Las cuotas interiores van a la perfección con la idea de llevar siempre a la familia gracias a su capacidad para alojar a cinco pasajeros, aunque como ocurre en casi todos los modelos disponibles al día de hoy en el mercado que sea, el espacio central es el más incómodo por su altura y rigidez.

Las formas responden a lo visto en el resto de la gama Audi, con líneas expresivas gracias a las grandes superficies y a que se da preferencia a barras horizontales que sirven de descanso para elementos como la pantalla de 8” a color y sensible al tacto. En ella están organizadas todas las funciones a las que se suman el Apple CarPlay y Android Auto. La versión S line viene de fábrica con un sistema de audio Bang & Olufsen Premium Sound System con sonido virtual 3D, equipado con 15 altavoces y una potencia total de 680 vatios.

En el clúster se encuentra la conocida pantalla virtual Cockpit, que en este caso Audi menciona que tiene un área de 26 centímetros. Como sabes, este adelanto ofrece diferentes vistas, así como una proyección de diferentes parámetros de la información como el sistema de navegación, el teléfono, entre otros.

En la segunda fila, el espacio para las piernas puede configurarse de diferentes formas porque la banca, con una división de 60/40, se puede recorrer hasta 14 milímetros hacia atrás. A ello se suma que el ángulo de inclinación del respaldo también puede variarse.

El área de carga ofrece un conveniente volumen de carga que puede ir de los 530 a los 1,400 litros si se pliega la banca trasera.

Bivalente

En México, la oferta mecánica está compuesta por dos motores a gasolina. La nueva clasificación de Audi para el apartado de las fuentes de poder está dada por números. Así tenemos el 35 TFSI y el 40 TFSI. El primero es el conocido 1.4 litros que produce 150 caballos de potencia y 184 lb–pie. La transmisión es S tronic de seis cambios y la fuerza motriz se dirige al eje delantero.

La más potente, o 40 TFSI, recurre a 2 litros de 4 cilindros que genera 180 caballos de potencia y 236 lb-pie de par; la transmisión también es S tronic, pero con siete relaciones, aunque la tracción utiliza el sistema quattro. Ambos motores son turbocargados.

[email protected]