El crucero más grande del mundo, el Oasis of the Seas, llegará mañana al país y hará escala en el puerto de Cozumel, terminal que concentra el 40% de los arribos de cruceros al país.

El Oasis of de Seas, de la línea Royal Caribean International, ha programado a partir de esa fecha llegadas cada 15 días al puerto internacional.

La embarcación que tuvo un costo de 1,100 millones de Euros arribará a la terminal de Stevedoring Services Of América México (SSAM).

La construcción del Oasis of the Seas finalizó en septiembre de 2009, en astilleros de Aker Yards. Perteneciente al llamado proyecto Génesis, es el primero de una serie de barcos de 225,000 toneladas y 361 metros de largo, con capacidad para 6,300 pasajeros y 2,800 tripulantes.

Debido a sus dimensiones, es el barco de cruceros más grande del mundo con más de 2,769 camarotes.

El Puerto de Cozumel se encuentra posicionado como el más importante destino de cruceros de México y como uno de los destinos más importantes del mundo.

Su moderna infraestructura portuaria la integran tres terminales internacionales de cruceros, la marina turística Banco Playa, la terminal de transbordadores y la terminal marítima de San Miguel que brinda servicio a tenders, embarcaciones turísticas y embarcaciones de pasajeros.

Hace un año la actividad turística de este destino estuvo prácticamente paralizada porque el 100% de los cruceros cancelaron su arribo a puertos mexicanos porque los pasajeros y las tripulaciones tenían miedo de contagiarse de la influenza AH1N1.

apr