El Consejo Mexicano de Energía (CME) instó al gobierno durante su asamblea ordinaria a desarrollar un sector compuesto por jugadores públicos y privados con reglas, leyes y normas aplicables para todos en un entorno de piso parejo y con vigilancia de instituciones imparciales, además de condiciones excepcionales para el ingreso de privados.

Juan Acra, presidente y vocero del CME, aseguró que a los miembros del preocupa particularmente la transición de la industria estructurada monopolicamente a la industria competitiva y dinámica que el país tiene la oportunidad histórica de construir.

Otra preocupación del consejo son las ventas y suministro de commodities que sólo Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) operan en el país, con lo que la iniciativa privada queda sujeta a la fijación de precios no por las condiciones de competencia ya que según el CME, se trata de prácticas permitidas por la legislación vigente, aunque prohibidas para cualquier otra empresa, de acuerdo a la Ley Federal de Competencia Económica.

Situación que pone en desventaja flagrante tanto a los usuarios como a los oferentes privados, para quienes está prohibido coludirse para influir los precios. Permitírselo a Pemex y a CFE es una discriminación inaceptable, que daña severamente las condiciones de competencia en los mercados energéticos del país , aseguró.

Asimismo, reiteró la necesidad de diseñar políticas públicas y la normatividad que establezcan las condiciones, a veces de excepción, para el ingreso del sector privado en muchas ocasiones como nuevos jugadores a la competencia libre en la industria energética mexicana. Al hacerlo, será necesario contemplar la definición de programas de apoyo, leyes, reglamentos e incluso depositar claramente responsabilidades en las instituciones correspondientes, encargadas de hacer valer derechos e imponer obligaciones.

Ésas son las bases que allanarán el camino para los nuevos jugadores en los mercados energéticos y facilitarán el surgimiento del ecosistema que reasigne los recursos técnicos, financieros, de infraestructura, etc. que acabarán por darle forma al nuevo sector energético mexicano, competitivo y en franca expansión , finalizó.

[email protected]

mfh