La Organización Internacional del Trabajo (OIT) presentó el informe anual Panorama Laboral 2020 en América Latina, en donde hay -tras los efectos de la pandemia- 30 millones de desocupados que sumados a los 23 millones de personas que salieron de la fuerza laboral dan cuenta de que los mercados laborales están en terapia intensiva.

En conferencia de prensa, Vinicius Pinheiro, director Regional de la OIT, dijo que en 10 meses de pandemia, se perdieron 10 años en el mercado laboral, “llegaremos a 2021 con el empleo en terapia intensiva. Esta es la crisis más grande que haya registrado este informe en toda su existencia”.

Asimismo, expuso que “la desocupación femenina es superior a la de los hombres y eso anula los daños que tuvimos en los últimos años en el tema de participación de la mujer en el trabajo, en momentos de condiciones de encontrar el mercado de trabajo”.

Frente a este escenario los países de la región enfrentan ahora el desafío de “sentar las bases para una nueva y mejor normalidad”, lo cual implica adoptar estrategias para generar más y mejores empleos en la medida que se vaya reactivando la producción y vaya disminuyendo la emergencia sanitaria.

En ese sentido, dijo que para el próximo año es necesario cambiar el chip y mirar la recuperación económica sostenible a largo plazo, no solo para curar las cicatrices que ha dejado la crisis, también para explorar oportunidades y lo más importante para tratar los elementos estructurales y evitar que esas futuras acontezcan.

Lo anterior porque esta crisis también nos ha catapultado hasta el futuro del trabajo, “incluso por trabajo en plataformas, que necesitan más información, que necesitan que aseguren derechos laborales; pero también de mucha innovación y emprendedurismo por parte de las pequeñas y medianas empresas para que se mantengan en un ambiente favorable”.

Tasa de desempleo subirá 2.5 puntos porcentuales

De acuerdo con los resultados del reporte Panorama Laboral 2020 hay un fuerte aumento en la tasa de desocupación que subiría hasta 2.5 puntos porcentuales en comparación con el año anterior, pasando de 8.1% a 10.6%. Esto significa que el número de personas buscando empleo que no lo pueden conseguir aumentó en 5.4 millones y llega hasta 30.1 millones.

En 2021 la tasa de desocupación podría volver a subir hasta 11.2%, dijo la OIT, al considerar que influyen  también factores como un crecimiento económico moderado en torno a 3.5%, insuficiente para recuperar el terreno perdido en la crisis, y la incertidumbre en torno a la evolución de la pandemia de COVID-19, incluyendo los temores sobre rebrotes y sobre la eficacia de los procesos de vacunación.

El informe agrega que antes de la crisis sanitaria, lo que sostuvo a la participación y ocupación regional fue la incorporación de las mujeres. Por la pandemia, este proceso claramente enfrenta un retroceso. La reducción en tasa de participación proporcionalmente fue más importante entre las mujeres.

pilar.martinez@eleconomista.mx