La operadora mexicana de restaurantes Alsea descartó el viernes que sus finanzas puedan sufrir un impacto significativo este año como resultado de los cambios en el mercado laboral que traerán una reciente reforma que limita la subcontratación en el país.

La semana pasada, el Congreso mexicano completó una serie de cambios a las leyes de trabajo buscando impulsar la formalización, en un país en donde más de la mitad de la fuerza laboral no tiene acceso a la seguridad social.

"Hemos analizado la ley de subcontratación que realmente no afectará a Alsea", afirmó Alberto Torrado, presidente ejecutivo de la empresa durante una llamada con analistas.

"Hemos corrido los números y recientemente los presentamos al Consejo, pero no es un impacto que nos preocupe. Los números son muy razonables y de hecho estoy muy contento".

Alsea, que administra franquicias de cadenas internacionales como Starbucks, Domino's Pizza y Burger King, reportó en la víspera una pérdida de unos 15 millones de dólares en el primer trimestre, con un declive interanual de casi un 16% en sus ingresos.