Un creciente grupo de consumidores preocupados por su salud, una clase media creciente y un canal moderno en expansión son algunos factores que apoyarán el crecimiento del mercado de alimentos envasados saludables en México, el cual se prevé que alcance los 13,402 millones de dólares para el 2020, lo que significará un crecimiento de 13.6% respecto de los 11,797 millones de dólares con los que cerró el 2015, de acuerdo con cifras de Euromonitor International.

Se trata de un mercado que seguirá creciendo e innovando. Se espera que en México los consumidores sean cada vez más críticos sobre lo que comen en términos de valor nutricional, y poco a poco también más críticos respecto del origen de sus alimentos, los ingredientes que contienen y la forma en que fueron preparados , opinó Beatriz de Llano, analista en Euromonitor International.

Euromonitor divide el mercado de alimentos saludables en cinco categorías: fortificados/funcionales, mejor para ti, naturalmente saludable, intolerancia alimenticia y alimentos orgánicos. Estas categorías incluyen sólo alimentos empacados, por lo que excluyen alimentos frescos.

Algunos ejemplos de productos pertenecientes a este mercado son: panes adicionados con extra fibra (fortificados/funcionales); galletas reducidas en azúcar (mejor para ti); pan o pastas integrales que naturalmente contienen fibra (naturalmente saludable); catsup orgánica (alimentos orgánicos) y leche deslactosada (intolerancias alimenticias).

Hace cinco años, el valor de este nicho era de 10,794 millones de dólares, lo que significa que del 2010 al 2015, registró un crecimiento de 9.3 por ciento.

Algunos de los factores que han contribuido al desarrollo de este mercado son los problemas de salud como la obesidad y las enfermedades cardiacas; mayor acceso a información a través de redes sociales donde es cada vez más fácil aprender sobre alimentos y salud; regulaciones del gobierno relacionadas con alimentos y bebidas; estereotipos de belleza; una clase media creciente con mayor ingreso disponible para pagar por alimentos más saludables, así como la continua expansión del canal moderno, que es donde comúnmente encontramos productos clasificados como salud y bienestar en comparación con el canal tradicional , detalló la analista.

Se refirió a dos tendencias de este mercado en México: la forma natural de mantener un peso saludable donde los ingredientes percibidos como muy procesados o artificiales están bajo escrutinio de consumidores y profesionales en el tema y un creciente interés por endulzantes naturales como stevia es un reflejo de esta tendencia.

Una segunda tendencia es la llamada salud para llevar. Más mujeres entrando a la fuerza laboral, urbanización y estilos de vida acelerados son algunos de los factores impulsando la demanda por alimentos convenientes, que sean portátiles, rápidos de preparar o que estén en porciones individuales, y que además sean percibidos como saludables, precisó.

karina.hernandez@eleconomista.mx