Empresas constructoras del ramo inmobiliario alertaron a los compradores ante el aumento de fraudes en este sector, que involucran no solo cuestiones financieras, sino también legales.

Durante la presentación de la Expo inmobiliaria,David Cheirit, gerente de operaciones de la inmobiliaria Grupo Corintios advirtió que un tipo de defraudación más común es las empresas solicitan en preventa, un adelanto o anticipo a los compradores para poder concluir con la construcción de la obra, ya que no cuentan con el financiamiento completo para ello.

Indicó que existen fraudes de distinto tipo como legales, comerciales, estructurales y financieros. Los legales son aquellos en donde la constructora no tiene los permisos en orden y cuando la autoridad se de cuenta de esa inconsistencia, clausura la obra y pueden estafar a los compradores que de buena fe compraron o invirtieron en esa obra.

Los fraudes estructurales, dijo, es cuando las inmobiliarias usan menos material para la construcción de los inmuebles como pueden ser varillas, cemento o cualquier tipo de material de construcción.

Mientras que el fraude comercial se da cuando la inmobiliaria promete una vivienda con un determinado número de recamaras, acabados o amenidades, y al momento de la entrega, no se cumple con lo especificado en el volante o en el contrato.

“Le pueden vender un departamento con tres recamaras y un baño, pero resulta que el espacio del inmueble no tiene las medidas adecuadas y lo hace inhabitable”, precisó.

José Shabot, director general de Quiero Casa, señaló que este tipo de defraudación cada vez se hace más común, lo que pone en riesgo el patrimonio de los compradores.

Indicó que algunas empresas omiten ciertos procesos administrativos o financieros para ahorrar en costos y obtener mayores ganancias, cuando los únicos perjudicados serán los clientes.

El director de Quiero Casa detalló que uno de los restos es cuando los clientes se enfrentan a una inmobiliaria pequeña, es difícil determinar si es seria o no y si ha cumplido en sus requerimientos con sus clientes y abundó que incluso existen ventajas al comprarle a empresas más grandes y consolidadas, desde el punto de vista que puede evitar un fraude.

“Es importante quien va a comprar una vivienda, cuide que lo haga con una empresa que tiene renombre y reputación haciendo lo que hace, con experiencia. No quiero decir que existan empresas pequeñas que lo hagan mal, en general, en las empresas más grandes es donde los clientes pueden encontrar la capacidad de pedir más referencias y que las empresas cumplan”, señaló.

Abundó que otra forma de verificar la seriedad de una inmobiliaria es si utiliza o no el contrato Profeco, documento en donde se establecen obligaciones, derechos y penalidades para ambas partes.

Cae colocación de vivienda en primer trimestre

Respecto a la colocación de vivienda de tipo medio y residencial, los especialistas revelaron que hubo una ligera contracción en el primer trimestre de este año.

Sin dar mayor detalle de cifras o porcentajes al respecto, el director de Quiero Casa indicó que en el caso de la vivienda media hubo un decremento de la demanda de este tipo de inmuebles, que apenas comenzó su recuperación en el segundo trimestre.

Mientras que en el caso de la vivienda del tipo residencial sigue a a la baja, esto debido a una sobreoferta en la construcción de edificaciones de este tipo.

Shabot resaltó que en la Cuidad de México cada año se requieren 65,000 nuevas viviendas cada año, sin embargo, solamente se construyen menos de 15,000 espacios.

Anuncian Expo Inmobiliaria

Para orientar a los futuros compradores, las inmobiliarias Quiero Casa, Grupo Corintio y Urbania anunciaron la organización de la Expo Inmobiliaria: Comprador Inteligente con el objetivo de dar mayor información y asesoría sobre temas hipotecarios.

Shabot detalló que durante la expo se ofertarán 50 proyectos inmobiliarios ubicados en la Ciudad de México y el Estado de México, con precios desde 600,000 hasta dos millones de pesos.

Andrés Hernández, gerente comercial de Grupo Corintios, adelantó que se contará con la presencia de representantes bancarios como BBVA, HSBC y Banorte, de la Asociación de Bancos de México (ABM) y del Instituto del Fondo Nacional de Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) y Fondo de Vivienda del ISSSTE (Fovissste), quienes ofrecerá descuentos especiales para quien contrate un crédito hipotecario.

Verónica García, directora de Grupo Urbania, agregó que se contará con la participación de notarios, quienes también guiarán y asesorarán a los usuarios en temas legales al momento de adquirir una vivienda.

Indicó que se harán recorridos tanto físicos como virtuales dentro de los inmuebles.

La Expo inmobiliaria se llevará a cabo el 28 de septiembre en el hotel Camino Real Aeropuerto.