El presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró que se buscará una reforma constitucional en materia eléctrica en el momento que se considere oportuno, luego de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación desechó por falta de fundamentos su recurso de reclamación contra la decisión de suspender la política energética de la Secretaría de Energía, gracias a la controversia constitucional que interpuso la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece).  

En su conferencia matutina, declaró que la energía eléctrica “está al servicio del pueblo, de todos los mexicanos, entonces ellos no aceptan esta nueva política y por eso tenemos protestas”, aseguró, ya que según él, medios españoles como El País atacan su administración en defensa de las generadoras ibéricas, como Iberdrola, cuyo presidente Ignacio Sánchez Galán, dijo en la presentación de resultados a inversionistas del tercer trimestre que no invertirá en México si el gobierno de este país no quiere. 

“Ojalá y algún día nos comprenda, pero nosotros no podemos traicionar al pueblo de México, yo no le puedo fallar al pueblo de México”, dijo, “vamos a ver si no hay otra instancia para defender el interés público, si es necesario propondría en su momento, lo he dicho, una reforma constitucional para que prevalezca el dominio de la nación sobre los recursos naturales y para que el interés general, el interés del pueblo esté por encima de intereses personales o de grupos, por legítimos que sean”.  

Finalmente, recalcó que en su administración ya no se continuará con la política neoliberal.  

El miércoles, la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación reiteró la suspensión derivada de la controversia constitucional interpuesta por la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) el 22 de junio de este año contra la política energética de la Secretaría de Energía.  

Con ello, se suspenden de forma indefinida los efectos de la Política de Confiabilidad, Seguridad, Continuidad y Calidad en el Sistema Eléctrico Nacional, publicada por la Secretaría de Energía (Sener), el pasado 15 de mayo de 2020. 

Por unanimidad, los integrantes de la Primera Sala avalaron la decisión del ministro Luis María Aguilar y declararon infundado el recurso de reclamación con el que la Consejería Jurídica de la presidencia buscaba revertir la suspensión concedida a la Cofece.  

Durante la sesión del miércoles, la Sala de la Suprema Corte consideró como “infundado” el recurso de reclamación del presidente Andrés Manuel López Obrador mediante un conducto de su consejero jurídico sobre la controversia de Cofece. 

La política energética continuará suspendida hasta que la Suprema Corte resuelva a fondo la controversia presentada por Cofece. 

karol.garcia@eleconomista.mx