El primer ministro griego, Antonis Samaras, dijo que impulsará la implementación de profundos recortes de gastos y criticó a funcionarios extranjeros por sabotear los esfuerzos de su país para resolver sus problemas.

Samaras habló a miembros de su partido mientras inspectores de la Troika de prestamistas internacionales que mantienen a flote a Grecia volvieron al país para relanzar su estancado plan económico.

En su discurso, Samaras afirmó que algunos funcionarios extranjeros están haciendo comentarios irresponsables, pronosticando que Grecia no lo logrará.

Grecia incumplió las metas acordadas a cambio del rescate, principalmente por tres meses de un vacío político, producto de dos elecciones parlamentarias que no arrojaron un ganador concluyente, pero también por la resistencia a las reformas por parte de los sindicatos y otros grupos de presión.

Ciertamente, hay retrasos en el programa acordado este año y debemos ponernos al día rápido. No nos engañemos, aún hay un gran despilfarro en el sector público y eso debe parar , agregó Samaras.

El gobierno de Grecia quiere dos años más para cumplir los objetivos y evitar así un ajuste fiscal más duro sobre una población ya golpeada por alzas de impuestos, recortes salariales y un desempleo récord.

Samaras dijo que la economía local podría contraerse en más de 7% en el 2012 y que tomaría a Grecia dos años para volver al crecimiento. El desempleo llega a alrededor de 24%, afirmó.

CREDIBILIDAD

Los funcionarios de la Troika dicen que Atenas no está logrando implementar medidas para impulsar el crecimiento económico, como un plan de privatizaciones, una gran reforma impositiva y la apertura de mercados cerrados.

El programa no ha producido los resultados deseados porque no fue implementado. Primero, debemos ver que el gobierno cumpla sus compromisos y luego decidir si funciona o si necesita ser ajustado , dijo una fuente de la Troika.

Un equipo de la Troika llegó a última hora del lunes a Atenas y mantendrá encuentros en distintos ministerios en el transcurso del martes. Los líderes de la misión arribarán más adelante en la semana y el jueves tienen previsto reunirse con el ministro de Finanzas, Yannis Stournaras.

Samaras verá a los jefes de la Troika el viernes, después de reunirse con líderes políticos.