La colocación de créditos en el sector rural de las entidades federativas del país se verá afectada por la sequía y la desaceleración económica nacional, reconoce el director general de Financiera Rural, Gustavo Merino.

En consecuencia, para este año, la dependencia estima que su cartera de crédito crecerá entre 3 y 5 por ciento. Si bien es una cifra nada despreciable, ésta será menor que la observada en el 2011, que fue superior a 9%, con una derrama de recursos por 24,000 millones de pesos.

Entrevistado por El Economista, el funcionario explica que las dificultades derivadas de la sequía no están en el financiamiento que ya se canalizó para las actividades agropecuarias, ya que la mayor parte de los productores que tienen por clientes están asegurados.

El problema -advierte- se comenzó a observar en el otorgamiento de crédito en noviembre y diciembre del 2011 y continuará en los siguientes meses, debido a que los efectos del fenómeno natural seguirán golpeando al país, principalmente en los estados ubicados en la franja fronteriza norte.

Sin embargo, enfatiza que aún no existe un balance total de las mermas ocasionadas por la peor sequía de los últimos 70 años, que hasta al momento -de acuerdo con la Secretaría de Desarrollo Social- ha afectado a 2.4 millones de personas en 19 estados que concentran 40% del territorio nacional.

No hemos detectado un aumento en la cartera vencida, el problema estará en lo que se va a dejar de hacer hacia adelante , manifiesta.

REPLANTEAN METAS

En sus oficinas de la colonia Escandón, el Director de la institución de la banca de desarrollo acepta que el fenómeno meteorológico los obligó a replantear sus metas y sus estrategias de crecimiento.

El funcionario sabe la dimensión del problema y está dispuesto a afrontarlo. Para ello, Financiera Rural diseñó FinAyuda, un programa que entra en acción en casos de contingencias naturales y que brinda a los acreditados, cuando existe una declaratoria de desastre, desde una reestructuración del financiamiento, tasas, preferencias y hasta condonación de intereses, sin afectar el historial crediticio del cliente.

Otra de las estrategias consiste en reducir los intereses para quienes no van a bajar su actividad de siembra y cosecha. La tasa ofrecida es de entre 7 y 14%, cuando antes era de entre 8 y 16 por ciento.

La institución también trabaja con la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentos, impulsando mayor siembra en el sureste de México y esquemas de financiamiento para obras de mejoramiento de suelo y para programas de reconversión productiva a cultivos que ocupen menos agua.

CINCO ENTIDADES ACAPARAN CRÉDITOS

En el 2011, Financiera Rural canalizó 5,690 millones de pesos (24% de la cartera total) a los cinco estados más afectados por la sequía (Chihuahua, Coahuila, San Luis Potosí, Zacatecas y Durango). Con excepción de este último, el resto mostró tasas de crecimiento en la cartera colocada.

El año pasado, cinco entidades concentraron 45% de la cartera crediticia de Financiera Rural: se trata de Sinaloa, Chihuahua, Jalisco, Sonora y Tamaulipas. Con excepción de Jalisco, la colocación de financiamiento aumentó en el 2011 a tasa anual 8%, en promedio. Dichas entidades representan 33% de la producción primaria del país.

Los estados de la región sur-sureste registraron un crecimiento promedio de 34% respecto del 2010. En ellos se concentra más de 67% de unidades de producción agropecuaria del país.

DIVERSIFICACIÓN, EL OBJETIVO

APUESTAN POR PROYECTOS TURÍSTICOS

Sin dejar de lado la industria agropecuaria, Financiera Rural busca detonar nuevos sectores y otras regiones del país para incentivar el crecimiento del campo.

Seguimos una estrategia de diversificación: nuevos clientes y diferentes mercados, dentro y fuera del sector agro , manifiesta el director general de la dependencia, Gustavo Merino.

En el 2011 otorgó financiamiento de nuevos productos: miel en Aguascalientes, coco en Colima, mora azul en Jalisco, granada de cochinilla en Morelos y chile habanero en Tabasco.

Detalla que entre los rubros donde pretenden aumentar su participación están los temas sustentables, el turismo y adquisición de maquinaria y equipo.

En asociación con la Secretaría de Turismo y el Fondo Nacional de Fomento al Turismo, en el 2011 canalizó recursos por 250 millones de pesos al sector, más del doble de lo entregado en el 2010. Para este año, prevé una derrama por 500 millones, de los cuales ya se identificaron proyectos para 300 millones.

Luego se nos olvida, pero gran parte del atractivo turístico del país está en zonas rurales (...) unas muy relacionadas con el agro, como las fincas cafetaleras en Tapachula y el sector vitivinícola en Baja California , ejemplifica.

En temas sustentables, Financiera Rural dio el primer crédito en el país para una plantación forestal sustentable en Tabasco en el 2010, y en el 2011 se mantuvo la estrategia con proyectos en entidades como Chihuahua y Durango.

Adicionalmente, trabaja en un Mecanismo de Desarrollo Limpio para la captura de gas metano en granjas bovinas y porcinas, el primero en su tipo en México y el segundo a nivel mundial.

A la par, promueve los créditos refaccionarios de maquinaria y equipo. En el 2011, la derrama fue de 4,000 millones de pesos, 25% más que el año previo y 17% de la cartera total.

En ese sentido, el funcionario federal refiere que durante el año pasado la institución instauró en Tamaulipas un programa por 53 millones de pesos para la adquisición de maquinaria usada (trilladoras) que fue traída de otros estados y de EU, ya que no llegarían del Bajío presuntamente por cuestiones de seguridad .

EN NÚMEROS

23,957 millones de pesos colocó Financiera Rural durante el 2011.

1.7 Millones de productores se han visto favorecidos desde el 2003, año en que se creó la institución.

14 firmas intermediarias se constituyeron durante el 2011 con apoyo de la Financiera.

65 por ciento de los créditos otorgados son para actividades agropecuarias y 8% para proyectos industriales.

[email protected]