IBM vivió una gran transformación hace ocho años: su área financiera no era eficiente, no había estándares entre un país y otro, y gastaba demasiado.

Decidieron entonces transformar a sus directores de Finanzas (CFO) en todo el mundo para levantar el negocio.

Hoy IBM tiene esta historia que contar. Y yo soy parte de ella , dice Bernardo Gómez, CFO de IBM México.

No es un caso aislado. La crisis económica y los cambios globales han hecho que prácticamente todas las empresas en todos los sectores busquen cambios en las áreas financieras.

Se está registrando un cambio importante en el rol del CFO. La crisis los ha orillado a tener nuevas obligaciones , explica Gómez.

Dice que todavía hace 10 años el rol era más de un reportador de números. Esas funciones, a las que yo llamo del siglo XIX, aunque siguen siendo importantes ya pueden realizarse por outsourcing o a través de ejecutivos de niveles más bajos. Un CFO ya tiene retos más fuertes .

¿De qué se trata? El Director de Finanzas de hoy debe estar más interconectado con todos los temas de la empresa. Estar informado en cualquier tema, porque todo ya impacta a una empresa. Saber hacer proyecciones y análisis de los números que detecta. Y sobre todo, proponer soluciones y proyectos.

Lo que hace que las compañías se distingan de otras es la habilidad de analizar su modelo de negocios de una punta a otra , confiesa Dennos Hickey, VP Corporate Controller de Colgate Palmolive.

Presión y más presión

Existe otra preocupación: cada vez hay más presión. Se sienten presionados a tomar decisiones más rápidas. La gente y sus empresas esperan más de ellos, sobre todo en temas regulatorios y de transparencia .

¿Qué se le exige? Bajar costos, seleccionar indicadores de desem­peño en toda la empresa, manejo de riesgo (financiero, legal, político y hasta ambiental) y mejorar el manejo de recursos dentro de la firma. Debemos encontrar mejores caminos para el soporte de transacciones y el control de actividades, con procesos mejorados y más automatización , confiesa Bob Driessnack, CFO de Intermec.

Poca preparación

La mala noticia es que pese a la mayor exigencia, aún son muchos CFO que siguen cayendo en el rol tradicional. Hay una brecha enorme entre lo que se les pide y lo que hacen. No han podido desarrollar a su gente para entrar al nuevo rol por falta de tiempo o de talento , dice Gómez.

La tendencia actual es que una empresa o es muy eficiente en generar información, o lo es para tomar decisiones. Pero tener ambas cualidades es casi insólito.

Necesitamos a la gente y a las herramientas correctas y estar muy cerca del negocio , dice Mike Newman, CFO de Office Depot.

IBM llama a quienes logran superar este reto los Value Integrators (Integradores de Valor). Son buenos financieros y buenos también para involucrarse en el negocio.

Son tendencias que llegaron para quedarse, así que tarde que temprano todos tendrán que intentarlo , agrega Bernardo Gómez.

Metodología

Estas flexiones se desprenden del estudio Insights from the Global Chief Financial Officer 2010 realizado por IBM, que analiza los retos a los que se enfrentan estos ejecutivos.

En esta cuarta edición se contó con la participación de 1,900 CFO del mundo, de 61 países y 31 industrias, incluyendo las Pymes. De México, se contó con la participación de 20 ejecutivos.

nacosta@eleconomista.com.mx