La nacionalización de Bankia, el cuarto grupo financiero español que concentró a las cajas sobrevivientes del segmento financiero, tuvo un impacto claro, directo y negativo sobre la percepción de riesgo que tiene el mercado acerca de España, reconoció el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En uno de los cuatro artículos monográficos que dedicó el organismo a los PIGS (Portugal, Italia, Grecia y España), para hacerles recomendaciones puntuales, revelaron que nada más el anuncio de la intervención de Bankia motivó un aumento en el costo de financiamiento español de 40 puntos básicos.

En tanto que los seguros de impago, los Credit Default Swaps (CDS) a cinco años, sufrieron un incremento de 37 puntos básicos.

Esta evidencia sugiere la preocupación del mercado sobre el costo fiscal que implica el rescate de una entidad financiera de gran tamaño, sobre la dinámica de deuda pública , precisaron.

Bankia supone un caso único para estudiar el nexo entre la deuda soberana y el sector financiero .

REFORMAS FINANCIERAS

Son dos las recomendaciones financieras para el gobierno español que se leen en el reporte. La primera se refiere a una estrategia de comunicación comprensible sobre las medidas que están asumiendo para estabilizar la situación financiera de los bancos y la administración de activos en problemas, de acuerdo con las auditorías independientes.

Y fortalecer las medidas de gestión de crisis y resolución de procesos financieros por las que podrían atravesar los bancos.

REFORMAS FISCALES

Sugirieron realizar un ajuste fiscal menos estricto, en un marco prudencial que tome en cuenta el dinamismo de las variables macroeconómicas.

La segunda sugerencia fue elevar los ingresos tributarios, especialmente, los provenientes de impuestos indirectos. Y finalmente, la aplicación de sanciones a gobiernos regionales que no han sido transparentes en la rendición de cuentas fiscales y gestión financiera de sus arcas locales.

REFORMAS PARA CRECER

En lo que respecta a las reformas estructurales, evidenciaron la urgencia de implementar ya la reforma laboral aprobada en el Congreso, así como echar a andar otras reformas estructurales aprobadas no referidas.

ymorales@eleconomista.mx