Bali, Indonesia. El Grupo 24 países en desarrollo, hace un llamado a las economías avanzadas para que reformen y fortalezcan el sistema de comercio global, antes de descartarlo.

Explican que “la incertidumbre sobre el comercio y la tendencia de la política monetaria están alterando las condiciones de financiamiento, lo que se ha convertido en una vulnerabilidad para las economías del Grupo y su deuda”.

“La sostenibilidad de la deuda depende de un entorno comercial y financiero más propicio”, consignaron.

Al término de una reunión de ministros del Grupo, realizada al margen de la Reuniones Anuales del FMI, acordaron también convocar al Fondo Monetario Internacional (FMI) y al Banco Mundial, para que faciliten disponibilidad de financiamiento de contingencia que favorezca un flujo adecuado de apoyos para países de bajos ingresos.

El G-24, cuya función es de asesoría para informar a la Junta de Gobernadores del FMI sobre la conducción del sistema monetario y financiero,  solicitaron también a los organismos tomar medidas para ayudar a los países a mejorar su capacidad de gestión fiscal y la deuda, particularmente en los países de bajos ingresos.

Esta semana, el FMI evidenció que la deuda mundial se encuentra en un nivel histórico de 182 billones de dólares, lo que dificulta las condiciones financieras de los países para responder en caso de que se presente un choque externo, o una recesión. Esta cifra supera en 60% la que tenía el mundo en el año 2007 y preocupa al organismo, sobre todo en el contexto de la desarticulación de políticas expansivas y tasas al alza.

Los países integrantes, donde se encuentran México, Colombia y Perú, entre otros, advirtió que los países del Grupo se han visto “adversamente afectados” por la excesiva volatilidad del mercado. Lo que podría generar espacios de más incertidumbre, tomando en cuenta el diagnóstico del FMI, que esta misma semana previó que el periodo de volatilidad será largo- y que los bancos centrales deberán ser “juicioso para administrar sus reservas internacionales, pensando en el futuro”.

El Grupo destacó la relevancia de que el FMI cuente con recursos suficientes para dar apoyo a los miembros, y le hace un llamado para generar una Red de Seguridad Financiera Global.

El G24, que nació en 1971 con el objetivo de concertar con los países avanzados las decisiones de política monetaria y financiera, tuvo una sesión este jueves al margen de las Reuniones del FMI que se celebran este año en Bali, Indonesia. Sus 24 miembros incluyen a México, Colombia, Guatemala, Perú, Trinidad y Tobago y Venezuela. Su presidencia es anual y rotativa, y actualmente se encuentra al frente.

[email protected]