Los planeados recortes de impuestos en Alemania podrían estabilizar y ayudar a estimular la economía europea, comentó la canciller alemana, Angela Merkel, quien destacó que su país estaba sintiendo los efectos del colapso en las naciones del sur de Europa.

Es nuestro trabajo estimular la economía europea, incluyendo los planeados recortes impositivos , dijo la Canciller en una conferencia de prensa en Berlín con el primer ministro de Hungría, Viktor Orban.

Estamos tratando enérgicamente de seguir creciendo y mantener alta la demanda doméstica para importar bienes de otros países de la zona euro , destacó.

La Cámara Alta del Parlamento alemán rechazó en mayo los planes del gobierno de reducir impuestos por unos 6,000 millones de euros. La oposición indicó que eso sería irresponsable en momentos de consolidación fiscal.

Al ser consultada sobre la demanda del Fondo Monetario Internacional de dar más tiempo a Grecia para cumplir las condiciones de su rescate, Merkel dijo que basaría su evaluación en los reportes de la Troika de prestamistas internacionales.

Merkel también aseguró que quiere hacer todo lo posible para apoyar el consumo en Alemania y ayudar así a la economía europea a salir de la crisis.

Con un déficit público muy por debajo de 3% es también nuestro deber hacer algo para estimular la economía en Europa. Queremos hacer todo lo posible para que nuestro consumo interno vaya bien , agregó.

Cuando apoyamos nuestro consumo interior, la ventaja es que podemos importar de manera natural más que los demás países de la Unión Europea , añadió. Merkel recordó que los salarios seguían aumentando en Alemania y que todavía se pueden bajar impuestos.