La Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) ha trabajado de la mano del Servicio de Administración Tributaria (SAT) para poder otorgarles a los contribuyentes certeza jurídica en los trámites que realizan en materia tributaria.

“La Prodecon y el SAT concertaron la emisión o modificación de varias disposiciones de carácter general, estrategias o lineamientos internos, así como la implementación de diversas acciones, con la finalidad de otorgar seguridad y certeza jurídica a los pagadores de impuestos, lo anterior derivado de las sugerencias realizadas por el ombudsman fiscal a través de análisis sistémicos”, refirieron las autoridades.

Los análisis sistémicos son estudios que realiza la Prodecon para identificar problemas que tienen los contribuyentes respecto a ciertos asuntos en materia tributaria. A través de este documento, el ombudsman fiscal envía sugerencias o recomendaciones a la autoridad fiscal para solucionar la problemática.

De los 33 análisis sistémicos que realizó la Prodecon desde el 2016 al 2018, 12 dejaron frutos, además de lograr dos modificaciones a la Resolución Miscelánea Fiscal del 2017.

Entre los logros destacan la elaboración de un decálogo del auditor a fin de evitar malas prácticas durante el ejercicio de facultades de comprobación; relevar a los contribuyentes que presentaron su obligación fiscal a través del “Servicio de Declaraciones” de exhibir el aviso de compensación; modificación a las Condiciones Generales de la página de Internet de Banjercito en la parte relativa al trámite del Permiso de Importación Temporal de Vehículos, y se logró notificar las resoluciones de suspensión del Padrón de Importadores o del Padrón de Importadores de Sectores Específicos vía buzón tributario.

Siempre de la mano

Si bien la Prodecon es un organismo público descentralizado y con autonomía que busca proteger los derechos de los contribuyentes, el ombudsman fiscal siempre ha trabajado de la mano con el SAT.

Además de proteger los derechos de los contribuyentes, el ombudsman fiscal también debe identificar e investigar problemas en materia contributiva; proponer medidas correctivas; interpretar normas fiscales y aduaneras a petición del SAT y proponer modificación a su normativa interna; fomentar la cultura contributiva; acudir ante la Comisión de Hacienda con propuestas de modificaciones a normas tributarias, así como celebrar reuniones periódicas con las autoridades fiscales federales.

Desde el 2011, cuando abrió sus puertas la Prodecon ha sido liderada por Diana Bernal quien actualmente se encuentra en su segundo periodo de gestión como procuradora. En su momento, la ombudsman fiscal declaró a El Economista que esperaba que el nuevo gobierno respete la autonomía que mantiene la Prodecon para hacer su trabajo.

“No queremos que eso se pierda, queremos que el gobierno que llegue sea respetuoso con la autonomía que hemos tenido y que permita que el SAT siga teniendo esta puerta que nos han abierto para lograr las mejores soluciones”, acotó.

La importancia de defender a los contribuyentes, refirió, es por las grandes aportaciones que hacen a los ingresos del gobierno. Este año el gobierno espera tener ingresos por 5.2 billones de pesos, de los que 2.9 billones, provendrán por el pago de impuestos.

ana.martinez@eleconomista.mx