El Producto Interno Bruto (PIB) mexicano en el primer trimestre sí registró el impacto de los cierres de negocios en diciembre y enero en la Ciudad de México y el Estado de México, advirtieron analistas de Goldman Sachs, Barclays y Banorte.

De acuerdo con los resultados de la Encuesta de Expectativas del Banco de México, el consenso de 36 especialistas del sector privado estimó una contracción de 0.30% en el desempeño del PIB para el periodo de enero- marzo.

Aparte desde su cuenta oficial de twitter, Jonathan Heath, actual subgobernador del Banco de México, destacó que con el dato del Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) al mes de febrero, se puede anticipar una tasa de 0.0% para el Producto del primer trimestre del año.

“El Inegi nos informa hoy en la mañana (lunes 26) que la actividad económica de febrero disminuyó -0.3%, cifra mejor al estimado de -0.7% que anticipaba el (Indicador Oportuno de la Actividad Económica (IOAE). Con este dato, esperamos una tasa alrededor de 0.0% para el primer trimestre del año, un inicio no tan bueno para la recuperación”.

La Directora de Análisis Económico y Financiero en Banco Base, Gabriela Siller, en coincidencia con el economista senior de Pantheon Macroeconomics, Andrés Abadía, prevén que la tasa trimestral se ubicará en 0.15% y que la tasa anual será cercana a 3.3% negativo.

El Inegi dará a conocer hoy la estimación oportuna del PIB al primer trimestre del año.

De acuerdo con las previsiones de Goldman Sachs, basadas en la trayectoria del IGAE, la contracción del mercado laboral en el sector terciario, de los servicios y comercio, ha sido intensiva, lo que incidirá en una lenta recuperación.

ymorales@eleconomista.com.mx