Para el siguiente año, los esquemas que ofrecen soluciones de vivienda por parte del gobierno federal tendrían una partida presupuestal en su conjunto 32% menor respecto a lo aprobado para este 2021, según el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) del 2022.

De acuerdo con lo proyectado por el gobierno federal, los tres esquemas a cargo de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) ligados a ofrecer soluciones para vivienda tendrían una bolsa en su conjunto de 9,612 millones de pesos, es decir una reducción en términos reales de 32%, respecto a lo aprobado para este 2021.

Según el PPEF 2022, para el siguiente año el esquema de Mejoramiento Urbano contaría con un presupuesto de 4,180 millones de pesos, es decir una caída de 51% respecto a lo aprobado para este año; mientras que el programa Nacional de Reconstrucción contaría con una partida de 1,128 millones de pesos, que significaría una caída anual de 3.6% y el esquema Nacional de Vivienda, tendría un monto de 4,303 millones de pesos, una cifra igual a la aprobada para este 2021.

“La Sedatu tiene como misión contribuir al desarrollo nacional y sectorial, mediante el diseño, elaboración, instrumentación y difusión de políticas públicas y estrategias que consideren criterios de innovación y detonen el aprovechamiento de la vocación y potencial productivos del territorio, la generación de vivienda digna y decorosa”, se lee en el documento que será discutido y aprobado por el Congreso de la Unión.

El PPEF 2022 apunta que el esquema de Mejoramiento Urbano tiene la finalidad de reducir las condiciones de rezago urbano y social de las personas que habitan en ciudades de 50,000 habitantes o más, por lo que se planea para el próximo año beneficiar, mediante este esquema, a 1 millón 987,024 personas en 37 municipios de cinco estados.

Respecto al Programa Nacional de Reconstrucción, dicho esquema tiene la finalidad de apoyar a las personas damnificadas por los sismos del 2017 y del 2018, por lo que el próximo año prevé realizar 6,165 acciones de vivienda en 130 municipios.

Asimismo, el programa de Vivienda Social, que busca disminuir la carencia de una vivienda adecuada, prevé el otorgamiento de 46,385 subsidios durante el 2022, para acciones de autoproducción, mejoramiento y ampliaciones.

A dónde iría el dinero

  • 4,180 millones de pesos tendría el programa de mejoramiento urbano.
  • 1,128 millones de pesos se destinarían a la reconstrucción.
  • 4,303 millones de pesos sería la partida del programa de vivienda social.
  • 12,868 millones de pesos sería el presupuesto de la Sedatu.

fernando.gutierrez@eleconomista.mx