El presidente de Chile, Sebastián Piñera, presentó la denominada Agenda Antiabusos y por un Trato Digno y Justo, que en sus aspectos centrales establece la pena de cárcel efectiva cuando los delitos de colusión afecten bienes de primera necesidad y fortalece el actuar y facultades de la Fiscalía Nacional Económica, permitiendo el alzamiento del secreto bancario, entre otros aspectos.

A través de una cadena nacional, el mandatario destacó la importancia de “combatir con mayor severidad las colusiones y abusos en los mercados, los delitos tributarios y el uso de información privilegiada”.

Recordó que “en los últimos tiempos hemos conocido importantes y sensibles casos de colusión y abusos en mercados tan importantes como el de las farmacias, el papel higiénico y los pollos, que han perjudicado a la inmensa mayoría de los chilenos. Para evitar que estas situaciones se repitan, vamos a fortalecer la competencia y combatir con mayor fuerza la colusión y los abusos”.

El marco de acción considera “fortalecer la Fiscalía Nacional Económica, organismo público que vela por la libre competencia, con nuevas herramientas para prevenir, investigar y denunciar los carteles y las conductas anticompetitivas, incluyendo el alzamiento del secreto bancario y la protección de las pruebas físicas o digitales de conductas anticompetitivas”.

Así, se buscará aumentar las sanciones con penas de cárcel efectivas para los delitos de colusión —de 5 a 10 años— cuando los bienes afectados sean de primera necesidad, como medicamentos o alimentos y elevar las multas para los delitos tributarios, el uso de información privilegiada y la divulgación de información falsa, para evitar abusos y asegurar igualdad de información y oportunidades en los mercados financieros.

Además, se promoverá que las empresas que vendan productos al Estado informen la identidad de sus dueños.