A pesar de la reforma en el sistema de pensiones de Petróleos Mexicanos (Pemex), en los próximos años seguirán representando una presión a las finanzas públicas del país, indicó Luis Madrazo, titular de la unidad de planeación económica de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

En conferencia de prensa, explicó que dicha reforma representa la última más grande del sistema de pensiones público en México, haciendo que su esquema sea congruente y soportable con los demás sistemas de pensiones.

NOTICIA: Pensiones de Pemex costarán 50,000 mdp

"(...) enfrentaremos presiones por el crecimiento del gasto de pensiones por muchos años (...) Si bien se hizo una reforma que va a contener el gasto en las siguientes décadas, seguiremos viviendo presiones en los siguientes años".

Refirió que el gasto que se realicen en el pago de pensiones de alguna manera son una inversión en el sentido de que se está pagando el cambio de transición; es decir, el esquema pasó de un sistema de reparto a un sistema de cuantas individuales.

Madrazo destacó que México es de los países emergentes que más se ha adelantado en reformar sus sistemas de pensiones. Por un lado la reforma al IMSS en 1997 y la del ISSSTE en el 2007.

La Auditoría Superior de la Federación en su reporte de cuenta pública expone el plan de pensiones de Pemex se creó en 1940 bajo el esquema de beneficio definido; es decir, los trabajadores no aportan para sus pensiones, desde entonces no se ha modificado ese esquema pese al contexto demográfico, la esperanza de vida y la situación laboral.

NOTICIA: Cambios a pensiones de Pemex es un paso adelante: Amafore

De acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Federación, para el 2016 se destinará un total de 611,261 millones de pesos para el pago de pensiones de los organismos ya mencionados; este monto representa 17% del gasto programable.

Tan sólo de Pemex y la Comisión Federal de Electricidad serán 80,070 millones de pesos; mientras que para el IMSS y el ISSSTE se asignaron 446,442 millones de pesos y para los ramos generales donde se ubican las aportaciones a estados y municipios la suma es de 435,873 millones de pesos.