Los nuevos pedidos recibidos por las fábricas estadounidenses tuvieron un comportamiento estable en noviembre, por debajo de las expectativas de analistas, debido a una contracción en la demanda de aviones, aunque los planes de gastos de las empresas siguieron entregando señales positivas para la economía.

El Departamento de Comercio de Estados Unidos dijo que los pedidos a las fábricas no tuvieron cambios en noviembre, después de avanzar un 0.8% en octubre. Analistas encuestados por Reuters esperaban un alza de un 0.4% en noviembre.

JSO