La economía mundial acelera su paso y alcanzará la mayor expansión  de siete años. Pero, el ritmo de crecimiento será modesto, si se le compara con la tendencia que mantenía antes de la crisis mundial, reportó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Desde su perspectiva, el Producto Interno Bruto (PIB) global registrará una expansión de 3.6% este año y para el 2018 de 3.7 por ciento.

Ambas expectativas consignan una corrección al alza de una décima de punto respecto de las que traía la entidad en junio, que para el 2017 estaban en 3.5 % y en 3.6% para el año entrante.

“Las empresas están enviando señales positivas sobre la intención de invertir en capital (...) sin embargo, se espera que este capital productivo no será suficiente para acelerar la economía”, acotó desde París, la economista en jefe de la OCDE, Catherine Mann.

En la presentación del informe “Perspectivas económicas mundiales”, mantuvieron sus proyecciones de crecimiento para Estados Unidos, para quien prevén un incremento de 2.2% este año y 2.5% para el próximo. Un desempeño que se enfriará para el 2019, cuando ven una tasa de 2.1 por ciento. Para la economía de la eurozona, el crecimiento se proyecta en 2.4% en el 2017 y en 2.1% el año entrante.

Prevén que el Brexit siga siendo el foco de preocupación para la región y el desempeño económico, sobre todo porque el Reino Unido tiene fuertes vínculos productivos con Alemania en los sectores automotores y de la industria química.

De este grupo de economías, miembros de la Organización prevén que las tres más grandes: Alemania, Francia y Reino Unido, lograrán un crecimiento de 2.5, 1.8 y 1.5% este año, respectivamente. Para el próximo les anticipan expansiones de 2.3% para Alemania, 1.8% para Francia y 1.2% para el Reino Unido. En el caso de Japón, alcanzaría un crecimiento de 1.5 y 1.2% este y el año entrante.

EMERGENTES CON CHINA DESACELERANDO

En la misma conferencia participó el Secretario General de la Organización, José Ángel Gurría, quien comentó que la recuperación es prometedora pero recomendó hacer más esfuerzos para tratar de reponer el rezago que se carga desde la crisis mundial del 2008.

En la presentación, la economista principal reconoció que hay una “fatiga política” para impulsar reformas mucho más ambiciosas, que parte del lento crecimiento que ha mostrado la economía mundial.

Según las previsiones, China logrará una expansión de 6.8% este año y luego desaceleraría a un ritmo de 6.6% en el 2018. India logrará un crecimiento de 6.7% en el 2017 y de 7% el año entrante, en tanto Rusia mantendrá su PIB en 1.9% este y el próximo año.

ENDEUDAMIENTO MUNDIAL, RIESGO

En el informe dedicaron un capítulo sobre “la resistencia en tiempos de alto endeudamiento”, donde consignan que persiste el alto endeudamiento de las empresas, que perdura siendo mucho más alto que sus ingresos y lo consideran un riesgo para la salud de la economía mundial.

De manera que la recomendación es mejorar la resistencia de las economías para fortalecer su capacidad de enfrentar choques adversos e intensificar la supervisión.

“Los niveles históricamente elevados de la deuda privada en muchos países miembros así como en algunas emergentes, y en particular en China, traen consigo una serie de riesgos de choques financieros pero también de una reducción de crecimiento del mediano plazo”.

AMÉRICA LATINA AVANZA

En el documento, plantean sus pronósticos para los 35 países miembros, donde sólo hay dos de América Latina, que son México y Chile. Incluye a tres más: Brasil, Argentina y Colombia; los primeros dos, por ser de los más grandes y determinantes para el desempeño regional, y el último, por encontrarse en espera de integrarse como miembro de la Organización.

Estimaron para México y Chile un desempeño de 2.4 y 1.5% para el PIB de este año, respectivamente.

A Brasil lo ven creciendo a un ritmo de 0.7%, mientras Argentina lograría una expansión de 2.9%, ambos para el 2017. Para Colombia prevén una expansión de 1.7% este año y de 2.9% para el próximo.

[email protected]