La Reserva Federal de Estados Unidos mantendrá su estrategia de endurecer la política monetaria, subiendo las tasas, a pesar del impacto que ya tiene la nueva ola de la pandemia en el mercado laboral de aquel país. Así lo anticipa la consultoría internacional Oxford Economics

“La inflación está provocando en la Reserva Fedaral una creciente incomodidad que supera cualquier preocupación sobre los riesgos de la variante del virus en el mercado laboral”, consignaron expertos de la firma.

Como se recordará, la Fed tiene un doble objetivo que es procurar la estabilidad de precios y buscar el máximo empleo. Entonces, ante la inflación al alza, prevalece menor tolerancia y anticipan que la Fed continuará endureciendo su política monetaria, ahora, vía alza de tasas.

Al interior de un análisis titulado “Ómicron no detendrá una Fed hawkish”, sostuvieron su pronóstico de que este año, el Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed (FOMC, por su sigla en inglés), subirá la tasa de referencia en tres ocasiones.

Se apoyaron en las minutas de la reunión del FOMC, que se conocieron la semana pasada, para explicar que “muestran un tono mas hawkish (menos tolerante al desvío de objetivos del banco central) y mostraron un creciente malestar con la elevada tasa de inflación”.

En la última conferencia de prensa del año pasado el presidente de la Fed, Jerome Powell, advirtió sobre el impacto del avance de Ómicron en la inflación.

“En caso de que evolucione de tal modo que motive una nueva interrupción de la cadena de suministro afectará aún más los cuellos de botella y haría más persistente la inflación (…) El riesgo de tener una inflación más persistente y larga es alto en este momento y es parte del argumento del Comité para acelerar el tapering”.

Impacto en empleo

En el análisis de Oxford Economics, asumieron que la Fed ve que “la recuperación en el mercado laboral es suficientemente firme”.

Consignaron que el informe de empleo de diciembre mostró los primeros signos de tensión debido a la aparición de casos de Covid. Y enfatizaron que aún con el impacto que sí tendrá la ola Ómicron en el mercado laboral retomará su fortaleza en primavera.

De hecho, anticipan que a principios de este año, se frenarán las contrataciones por problemas de salud e interrupciones por el cuidado infantil.

“Sin embargo se puede esperar que las contrataciones se recuperen en la primavera y creemos que la Fed comenzará a subir tasas de interés”.

Equilibrando objetivos

La inflación en Estados Unidos llegó a su nivel más alto en 38 años en noviembre, de 6.8% anual y completó nueve lecturas mensuales consecutivas al alza. El dato final de todo el 2021, se conocerá el próximo miércoles 12 de enero.

De acuerdo con cifras oficiales de Estados Unidos, en diciembre se crearon 199,000 puestos de trabajo, que resultó inferior a los 400,000 que esperaba el mercado.

La tasa de Fondos Federales se ha mantenido entre 0 y 0.25% desde marzo del 2020, tras una decisión de emergencia tomada por mayoría de los integrantes de la junta, que involucró un recorte de una sola vez de 100 puntos base que se convirtió en el mayor en 38 años.

ymorales@eleconomista.com.mx