La inflación anual en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) se desaceleró a 2.4% en diciembre de 2018, en comparación con el 2.7% de noviembre, por una menor presión de los precios energéticos.

El organismo internacional informó que los precios de la energía disminuyeron a 3.6% en diciembre, frente al 6.7% de noviembre, mientras que los precios de los alimentos se desaceleraron marginalmente, a 1.8%, desde 1.9 por ciento.

Excluyendo alimentos y energía, la inflación de la OCDE también se desaceleró a 2.2%, en comparación con el 2.3% registrado en noviembre, agregó el organismo en su reporte mensual.

De los 36 países que integran la OCDE, los que registraron la menor inflación en diciembre de 2018 fueron Japón, con 0.3 por ciento; Grecia, 0.6 por ciento; Irlanda, Portugal y Suiza, con 0.7% cada uno, así como Dinamarca e Israel, con 0.8% cada país.

En contraste, los que reportaron la mayor inflación durante el último mes del año pasado fueron Turquía, con 20.3 por ciento; México, con 4.8 por ciento; Islandia, con 3.7 por ciento; Noruega, con 3.5% y Estonia, con 3.4 por ciento.