Una audiencia pública de la comisión que investiga la crisis financiera (FCIC) estadounidense reveló que la agencia calificadora Moody’s incurrió en dudosas prácticas y cometió errores para asignar notas a préstamos inmobiliarios.

Moody’s fue una fábrica de ‘AAA’ , que es la mejor de las calificaciones que puede asignarse a un título de deuda, afirmó en Nueva York el presidente de esta comisión, Phil Angelides.

De acuerdo con la investigación del comité bipartidista, Moody’s se equivocó ampliamente en la calificación de títulos vinculados a préstamos inmobiliarios.

Resaltó que el famoso AAA fue atribuido a más de 9,000 títulos en el 2006, que valían 869,000 millones de dólares, pero tan sólo 17% de ellos mantuvieron esa nota.

Se defienden

Esta comisión independiente, creada por ley en mayo del 2009 y que debe entregar sus conclusiones en diciembre, decidió interrogar a anteriores y actuales empleados de Moody’s.

El multimillonario estadounidense Warren Buffet expresó al comparecer ante el grupo su desconfianza hacia las agencias calificadoras, y aseguró que no debería delegarse a dichas firmas las decisiones de inversión.

No usamos las calificaciones , dijo Buffett, el principal accionista en la firma. Lo que realmente esperamos son títulos calificados erróneamente, porque esto nos daría la oportunidad, quizás, de obtener una ganancia .

Agregó que todo el público estadounidense tenía la creencia de que los precios de la vivienda no caerían dramáticamente, y si hubiera sabido que esto ocurriría, habría vendido su participación en Moody’s, que es de 13 por ciento. Se deslindó de toda responsabilidad en los errores de la empresa.

Por su parte, Mark Froeba, exdirectivo de Moody’s, concentró sus ataques en un exdirectivo, Brian Clarkson, quien se retiró en el 2008 tras haber cuadruplicado la participación de Moody’s en el mercado de títulos vinculados a préstamos inmobiliarios .