Mongolia se convierte en el país número 11 en unirse al Marco Inclusivo del Proyecto contra la erosión de la base imponible y el traslado de beneficios (BEPS, por su sigla en inglés).

Los miembros del Marco Inclusivo del BEPS tienen la oportunidad de trabajar juntos con otros países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y del G-20 para implementar el paquete de medidas del Plan BEPS de manera consistente, además de desarrollar futuros estándares para mitigar problemas que aún se ven.

Este Marco Inclusivo se estableció en enero del 2016, después de que los líderes del G-20 instaron a la implementación oportuna del paquete BEPS, que fue lanzado en octubre del 2015, e instaron a la OCDE a desarrollar un marco más inclusivo con la participación de países y jurisdicciones interesados, además de los ya firmantes.

“El BEPS se refiere a la planificación fiscal que explota las brechas y los desajustes en las normas tributarias para trasladar artificialmente las ganancias a ubicaciones bajas o sin impuestos donde hay poca o ninguna actividad económica. Aunque algunos de los esquemas utilizados son ilegales, la mayoría no lo son. Esto socava la equidad y la integridad de los sistemas tributarios porque las empresas que operan a través de las fronteras pueden usar BEPS para obtener una ventaja competitiva sobre las compañías que operan a nivel nacional”, indicó la OCDE.

Además, añadió, cuando los contribuyentes ven que las corporaciones multinacionales evitan legalmente el impuesto a las ganancias, socava el cumplimiento voluntario por parte de todos los contribuyentes.

Cabe destacar que en diciembre del año pasado, la Unión Europea (UE) adoptó su primera lista negra de paraísos fiscales en donde Mongolia es uno de los 17 países señalados. En la lista también se encuentran Panamá, Granda, Barbados, Santa Lucía, Trinidad y Tobago, Bahréin, Emiratos Árabes, Corea del Sur, Macao, Guam, las Islas Marshall, Palau, Samoa, la Samoa Americana, Namibia y Túnez.

La Unión Europea advirtió que, en caso de que dichos países no colaboren con ella, éstos podrían obtener sanciones.

Además, de los 17 países señalados en la lista negra, la UE decidió postergar hasta primavera la eventual inclusión de ocho jurisdicciones afectadas por los huracanes en septiembre, entre estas Antigua y Barbuda, Bahamas, Dominica o las islas Vírgenes británicas.

[email protected]