Luego de que el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, declaró que debe haber un consenso por parte de todos los participantes para aumentar la edad de retiro en México, el presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo que mientras él sea el jefe del Ejecutivo federal no habrá ninguna propuesta de su gobierno en ese sentido.

En su habitual conferencia de prensa, el primer mandatario descartó la posibilidad de aumentar de 65 a 68 años la edad de jubilación, como se ha sugerido en diversos foros sobre una reforma al sistema de pensiones.

“No estoy de acuerdo con que se amplíe la edad de retiro. De una vez lo expreso. Mientras yo sea presidente, no va a modificarse la edad en lo que a nosotros corresponde, es decir, no va a haber ninguna propuesta para aumentar la edad de retiro”, aseveró.

El Ejecutivo federal añadió que se debe actuar con una política laboral distinta a la que se aplicó en el periodo neoliberal: “No queremos saber nada del periodo neoliberal. Fue un fracaso rotundo y ya no queremos seguir con lo mismo. No es más de lo mismo”.

Más tarde, el secretario de Hacienda fue cuestionado sobre las declaraciones del presidente, a lo que respondió que en la dependencia no se tiene una postura respecto al tema de incrementar la edad.

“La edad de retiro fue una respuesta a una pregunta en específico. Yo decía que en ésa y cualquier otra modificación en algún momento, si es que hay, se tendrá que conseguir un consenso entre trabajadores, empleados y patrones. No hay pronunciamiento de nosotros sobre ello. Ni siquiera estamos estudiando a detalle cuáles van a ser los efectos”, declaró.

Por su parte, Gerardo Esquivel, subgobernador del Banco de México, escribió en su cuenta de Twitter que, “debido a la situación económica, fiscal y demográfica por la que atravesamos, será prácticamente inevitable aumentar la edad de retiro en el país”.

Desencuentros

Si bien el secretario de Hacienda jamás dio por sentado el aspecto de subir la edad de jubilación, en los hechos ésta sería la tercer corrección que hace López Obrador a un pronunciamiento de Arturo Herrera.

En marzo pasado fue la primera ocasión, cuando Arturo Herrera aún se desempeñaba como subsecretario de Hacienda y dijo al Financial Times que la construcción de la refinería de Dos Bocas, Tabasco, sería pospuesta hasta nuevo aviso.

“No, estamos muy bien y se va a construir la refinería”, contestó al día siguiente en su conferencia matutina López Obrador.

Después, el 9 de abril, López Obrador descartó regresar el impuesto de la Tenencia como lo había sugerido el subsecretario Arturo Herrera, quien un día antes planteó esa posibilidad en un foro con legisladores.

El argumento de Herrera fue que el cobro adecuado de la Tenencia le dejaría al erario público ingresos adicionales de entre 100,000 y 120,000 millones de pesos.

Asimismo, el pasado 30 de julio, el presidente López Obrador desmintió un informe de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público sobre un subejercicio de 174,000 millones de pesos. Aseguró que tenía “otros datos”, y que lo que Hacienda denominaba subejercicio para él significaba ahorros.