El esquema fiscal implementado en el país ha permitido que México se ubique como el cuarto país con los menores impuestos totales, destacó KPMG International en su estudio Alternativas Competitivas 2016 - Reporte Complementario: Enfoque Fiscal.

Pese a lo dicho por muchos especialistas fiscales, que aseguran que el esquema fiscal nacional hace poco competitivo al país, la firma proveedora de servicios de auditoría, impuestos y asesoría aseguró que los bajos costos laborales, legales y otros impuestos corporativos, colocan a México entre los más competitivos.

La evaluación contempló la carga fiscal que existe en México, Alemania, Australia, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, los Países Bajos y el Reino Unido.

La comparación de KPMG se basó en el Índice Fiscal Total (TTI, por su sigla en inglés), medida expresada como el porcentaje de los impuestos totales que pagan las empresas en cada lugar.

Se toma como parámetro los impuestos que se pagan en Estados Unidos, en donde el TTI es de 100%; una puntuación menor es mejor al implicar costos fiscales más bajos para hacer negocios.

Así, México resultó con un TTI de 68.5, lo que lo ubicó como el cuarto país más competitivo. Esto quiere decir que hacer negocios en el país resulta 31.5% menor en carga fiscal que lo que asumen las empresas en Estados Unidos, incluyendo el Impuesto Sobre la Renta (ISR), sobre el capital, sobre ventas, Predial, impuestos comerciales, locales diversos y costos laborales legales.

En años recientes, México ha sido uno de los países beneficiados con la inversión extranjera en diversas industrias. Sin que sea la única razón, dado que una decisión de inversión es multifactorial, es claro que la evaluación del costo fiscal total ha sido un factor determinante para los tomadores de decisiones , explicó Agustín Vargas, socio líder de Impuestos Corporativos de KPMG en México.

Las estructuras fiscales del país han sido relativamente estables durante los últimos dos años, después de numerosos cambios propuestos internamente antes del 2014.

Agustín Vargas aseguró que es indudable que México sea un destino atractivo para los inversionistas extranjeros. De acuerdo con el reporte, el país es altamente competitivo para los sectores de manufactura y servicios, destacando las ciudades de Monterrey y México .

Lo anterior nuevamente se contrapone con lo dicho por muchos especialistas fiscales y empresarios que aseguran que la reforma fiscal -que entró en vigor en el 2014- ha mermado las ganancias del sector empresarial del país, lo que va en contra de la inversión y la creación de empleos en el país.

Destacan estabilidad fiscal

Asimismo, el socio líder de Impuestos Corporativos de KPMG en México destaca que un factor determinante ha sido la estabilidad que ha tenido el sistema fiscal mexicano en los últimos años y en materia de impuestos federales como parte del Acuerdo de Certidumbre Tributaria que dio a conocer el Ejecutivo federal a principios del 2014 .

Dicha declaración va en contra de lo que el lunes pasado decían expertos fiscales a El Economista, entre ellos, Manuel Baltazar Mancilla, coordinador en Certificación del Colegio de Contadores Públicos de México, que afirmó que el acuerdo es como darle una aspirina a un enfermo que requiere de un antibiótico , pues aunque es un buen elemento, éste debió llegar de la mano con decisiones económicas contrarias a las que se tomaron, como topar ciertas deducciones.

Sin embargo, el costo fiscal no es un componente único para la toma de decisiones de inversión, de modo que sigue siendo un gran reto para el gobierno federal, estatal y municipal mantener un sistema fiscal que incentive las inversiones y que genere certidumbre con una visión de largo plazo.

Con el resultado del 2016, México pierde un escalón respecto a la posición que obtuvo en el 2014 en el mismo reporte, aun cuando su TTI bajó 1.7 puntos.

Esta disminución de competitividad fiscal se debe a que en Países Bajos el porcentaje total de costos fiscales para hacer negocios cayó 6.3 puntos a 68.2.

Canadá se ubica en el primer lugar (52.4), el Reino Unido (64.5) en segundo, los Países Bajos (68.2) en tercero y Australia (95.7) en quinto lugar. Caso contrario fue el de Francia que se ubicó en 136.6 puntos.

Cabe mencionar que Estados Unidos ha caído dos lugares en los resultados generales del 2016. KPMG lo atribuyó al impacto de la fortaleza de su moneda.

Por último KPMG informó que todas las clasificaciones de TTI de los países en el 2016 son ampliamente consistentes con las clasificaciones que se incluyeron en el mismo reporte del 2014.

Añadió que el análisis se basa en la información de costos recopilada principalmente entre julio del 2015 y enero del 2016.

Los impuestos reflejan las tasas fiscales en vigor al 1 de junio del 2016, e incorporó también cualquier cambio anunciado en ese momento, que surtirá efecto en fechas posteriores específicas.

Monterrey, la ciudad con menor carga fiscal del país

El estudio Alternativas Competitivas 2016-Reporte Complementario: Enfoque Fiscal, de KPMG, arrojó que Monterrey es la ciudad mexicana evaluada con la menor carga fiscal, seguida muy de cerca por la Ciudad de México.

El Índice Fiscal Total (TTI, por su sigla en inglés) de Monterrey fue de 66.1, mientras que el de la capital del país fue de 70.9, por arriba del TTI que tiene todo el país en su conjunto (68.5), ello puede ser porque, de acuerdo con la Prodecon, un habitante de la capital paga siete veces más impuestos que cualquier otro mexicano. Esto debido a que hay impuestos que son más altos aquí, como el Predial.

Así, Monterrey y la Ciudad de México ocupan el 5º y 8º lugar, respectivamente, en la evaluación que consideró 51 ciudades de México, Alemania, Australia, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, los Países Bajos y el Reino Unido.

La gama de incentivos fiscales incluida en el análisis, como los relacionados con investigación y desarrollo, manufactura o servicios digitales, contribuyó a los costos fiscales relativamente bajos de las ciudades al compararlas con sus similares a nivel global.

En dicha revisión de KPMG, Toronto, Canadá, resultó la ciudad con la menor carga impositiva, mientras que la mayor carga fiscal está en París, Francia, donde el TTI fue de 139.5.

Por sectores, México ocupa el 2° lugar en el sector de manufactura, con el menor TTI y la menor tasa efectiva de las tres categorías de impuestos: impuesto sobre la renta corporativa, otros impuestos corporativos y costos laborales legales.

claudia.cordova@eleconomista.mx