Las reservas internacionales del Banco de México sumaron 194,029 millones de dólares al 16 de octubre. Se trata de la mayor liquidez en dólares del banco central en un lustro.

Este saldo en los activos del instituto central fue calificado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) como un “nivel confortable” para absorber choques externos y limitar episodios financieros de estrés, en la reciente revisión al artículo IV.

El nivel donde se encuentran ahora las reservas internacionales, otorga al banco central disponibilidad en dólares propios para pagar, si fuera el caso, seis meses de importaciones del país, explica aparte el analista senior de la consultoría de negocios Ducker Frontier, Alejandro Valerio, y se ha convertido en un ancla importante para la estabilidad del tipo de cambio en la volatilidad mundial.

De acuerdo con el estado de cuenta semanal del Banco de México, el saldo reportado de las  reservas internacionales completó la sexta semana consecutiva de acumulación y con ello continúa aproximándose al nivel histórico alcanzado en enero del 2015, de 196,010 millones de dólares.

El fortalecimiento de estas reservas en dólares es resultado de las ventas de dólares que ha realizado Pemex al banco central, conforme lo marca la Ley del Banco de México en su artículo 20.

También incorpora el impacto positivo que ha tenido la revaluación de activos por las ganancias en el portafolio de valores en dólares del instituto monetario. Operaciones financieras que han generado plusvalías en las tenencias del banco central, de acuerdo con lo revelado en el estado de cuenta.

Gobierno, el que más dólares vendió

Ahí mismo, el Banco de México detalla que entre el 31 de diciembre del 2019 al 16 de octubre de este año, su acervo de liquidez en dólares se incrementó en 13,152 millones de dólares, que es también el mayor acopio de divisas desde el 2015.

En el detalle de la información se observa que en estos 10 meses, el gobierno federal ha vendido al Banco de México  7,040 millones de dólares, mientras Pemex le ha intercambiado 4,749 millones de dólares.

Los activos internacionales son reconocidos internacionalmente como un escudo anti choques externos son propiedad del banco central.

Su relevancia fue explicada por el gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León a senadores a fines de septiembre y les precisó que “representan una posición de liquidez para apuntalar y dar beneficios de percepción del soberano y de otros emisores en particular”.

Demanda de efectivo desacelera

En el mismo estado de cuenta, el Banco de México reportó un nuevo aumento en la demanda de billetes y monedas de 1,281 millones de pesos en la semana del 9 al 16 de octubre.

Esto significa que en la penúltima semana del mes, estuvieron en circulación 1 billón 903,488 millones de pesos.

Esto significa que la base monetaria, integrada por billetes y monedas en circulación, así como depósitos bancarios de cuenta corriente, registró una variación anual de 22.1 por ciento.

En el comunicado, el banco central sostuvo que el crecimiento de la base monetaria resulta de “factores asociados a las medidas sanitarias implementadas en el país que aumentaron la demanda de efectivo por parte del público como medio de pago”.

ymorales@eleconomista.com.mx